Turistas extranjeros que comen mientras caminan: un problema en sitios turísticos en Japón

El turismo, en principio, es positivo. Es una importante fuente de ingresos. En algunos casos, fundamental.


Publicidad

Japón está viviendo un auge turístico. El año pasado, más de 30 millones de extranjeros visitaron el país, un máximo histórico. Se espera que este año la cifra aumente y para el próximo Japón ambiciona alcanzar la meta de 40 millones de turistas extranjeros.

Sin embargo, el turismo también puede acarrear inconvenientes.

Algunos populares destinos turísticos en Japón están buscando la manera de lidiar con el problema que para los japoneses representa el hecho de que los visitantes extranjeros coman mientras caminan.

Uno de esos lugares es el mercado Nishiki, en Kioto, que tiene más de 400 años de historia, revela Jiji Press.

El 30 % de los extranjeros que viajaron a Kioto en 2017 visitaron el mercado.

El mercado cuenta con más de 120 tiendas, que venden desde verduras típicas de la región “kyo-yasai” hasta pescado fresco, alineadas en una calle de unos 390 metros de largo y 3,5 m de ancho.

En los últimos años, muchas tiendas han comenzado a vender alimentos que son fáciles de comer mientras se camina, como productos fritos en palitos y comidas preparadas envasadas.

La tendencia ha ido en paralelo con el aumento del número de visitantes procedentes del exterior.

¿Qué inconvenientes origina todo esto?

Con el incremento de los turistas extranjeros -y por ende de gente que come mientras camina- se comenzó a encontrar basura esparcida en la calle.

Por otro lado, hay quienes sostienen que los palos puntiagudos en los que se ensartan los alimentos que comen los turistas mientras caminan podrían herir a otros visitantes del mercado. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario