Una peruana y sus hijos en Japón luchan por no ser deportados

Foto lawyersjapan.com

La peruana Nelly Moreno (51) y sus hijos, una chica de 15 años y un chico de 14 que nacieron en Japón, luchan desde hace varios años por no ser deportados al Perú.

Moreno presentará una apelación contra una orden de deportación en el Tribunal de Distrito de Osaka, según Mainichi Shimbun.

La peruana y sus hijos esperan obtener un permiso especial de residencia por razones humanitarias. La familia expresó su deseo de que la justicia priorice el interés de los menores y permita que se queden.

La chica estudia primer año de koko, mientras que el chico está en su último año de secundaria. Los tres viven juntos en Osaka.

Moreno entró en Japón en 1994 con un pasaporte falso y el nombre de otra persona. Su esposo peruano también entró de manera ilegal en el país.

En 2011, el hombre, que tiene actualmente 60 años, fue arrestado por violar la ley de control de inmigración. En 2012, la Oficina Regional de Inmigración de Osaka ordenó la deportación de la familia.

Los peruanos acudieron a la justicia para evitar la deportación, pero perdieron en el Tribunal Supremo de Japón en 2015. Al año siguiente, el padre fue deportado a Perú.

La deportación pende sobre Moreno y sus hijos. Todas las semanas, desde julio de este año, deben presentarse ante el tribunal.

Para que Japón otorgue el permiso especial de residencia en casos como el presente, el padre debe vivir con los niños, y estos deben estar estudiando en la escuela. Esto se cumple en el caso de la peruana y sus hijos.

Ahora bien, el hecho de que Moreno haya entrado a Japón de manera ilegal es un factor de peso. Mainichi explica que la pregunta es qué influirá más en la decisión del tribunal: si el bienestar de los niños o la entrada ilegal de la peruana.

El abogado de la famila, Yoshihiro Sorano, afirma que el tribunal debe pensar en el interés de los niños y que sería deseable que se permitiera a los tres permanecer en Japón.

Los menores no quieren viajar al país de sus padres. En declaraciones que recoge el diario japonés, la chica dice: “Yo entiendo solo un poco de español. Si me mudo a Perú, no tendré futuro”. El chico dice: “He escuchado que Perú es peligroso. Quiero vivir en Japón con tranquilidad”. (International Press)

 



Publicidad

3 Comentarios

  1. No dice que.la.mujer fue.arrestada. El hombre si fue arrestado. En la mayoría de los países del.mundo civilizado la justicia discrimina en perjuicio del hombre. La justicia es sumamente benévola con las mujeres lo.cual es notoriamente injusto. Y después piden igualdad de derechos, que.ridiculo.

Deja tu comentario