Japón podría aplazar el aumento del impuesto a 10 % para no llevar a la gente a un “precipicio”

Kantei

Japón tiene previsto elevar el impuesto al consumo de 8 a 10 % en octubre de este año. El gobierno japonés ha dicho que el plan solo se cancelaría si el país enfrentara una situación grave como la crisis financiera desatada por la quiebra de los hermanos Lehman en 2008.


Publicidad

Sin embargo, no necesariamente habría que llegar a esos extremos para que la medida se anule a juzgar por lo dicho por un asesor del primer ministro Shinzo Abe.

Koichi Hagiuda, secretario general interino del gobernante Partido Liberal Demócrata, sugirió que el aumento podría aplazarse dependiendo de un indicador económico clave que el Banco de Japón publicará en junio, informó Kyodo.

Hagiuda se refería al informe Tankan de coyuntura económica que mide el índice de confianza empresarial en el país.
Si el reporte “mostrara una panorama arriesgado, no llevaríamos a la gente a un precipicio. Habría un desarrollo diferente”, dijo.

En 2014, el impuesto al consumo subió de 5 a 8 %. Desde entonces, Abe ha dado marcha atrás dos veces con respecto al plan de subirlo a 10 %.

Además, se ha rumoreado varias veces que el primer ministro podría retroceder nuevamente en medio de una economía afectada por la desaceleración de las exportaciones a China, su principal socio comercial.

Hagiuda reconoció que la economía japonesa se está “deteriorando levemente”.

Aunque el gobierno sostuvo que el país atravesaba por el período de expansión económica más largo desde el final de la Segunda Guerra Mundial, en marzo un indicador clave de tendencias económicas del propio gobierno mostró que la economía podría haber entrado en una fase de recesión tras haber alcanzado su pico el otoño pasado.

A eso hay que añadir el hecho de que el mes pasado el gobierno rebajó su evaluación general de la economía por primera vez en tres años. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario