Japonés de 86 años escalará la montaña más alta de América del Sur, su nueva hazaña


Yuichiro Miura (Sankei Shimbun)

Yuichiro Miura se convirtió en 2013 en la persona más vieja del mundo en escalar el Monte Everest (8.848 metros de altura). Tenía 80 años.

Publicidad

Hoy, con 86 años a cuestas, Miura se ha fijado otra ambiciosa meta: escalar y esquiar en el Aconcagua, la montaña más alta de Sudamérica (6.962 metros de altura), en enero de 2019, revela Asahi Shimbun.

El octogenario aventurero japonés quiere desafiar sus propios límites.

Miura ya sabe lo que es coronar el Aconcagua. Lo logró en 1985. Ahora, más de tres décadas después, el desafío es mucho mayor.

“Su éxito dependerá de si su cuerpo envejecido podrá lidiar con la altitud, las condiciones secas y las temperaturas glaciales”, advierte Asahi.

Miura viajará a Sudamérica el 2 de enero. Se aclimatará en un campamento base ubicado a unos 4.200 metros sobre el nivel del mar y prevé llegar a la cima del Aconcagua el 21 de enero. Luego, esquiará en parte de la montaña.

“Quiero asumir el reto y superar los problemas con mi cuerpo que son exclusivos de las personas mayores. Esta será una prueba maravillosa para mí”, dice.

Miura no estará solo. Lo acompañarán seis personas, entre ellas su hijo Gota, de 49 años. Ojo que Gota no es cualquiera, pues compitió como esquiador en los Juegos Olímpicos de Invierno en Lillehammer (1994) y Nagano (1998).

Gota acompañó a su papá cuando este escaló el Everest a los 70, 75 y 80 años.

En 1970, Miura esquió sobre el Everest a unos 8.000 metros sobre el nivel del mar. En 1966, descendió del Monte Fuji (3.776 metros de altura, la montaña más alta de Japón) en esquíes.

En 1985, cuando escaló el Aconcagua, cumplió su objetivo de esquiar en las montañas más altas de todos los continentes.

Sin embargo, el hombre se descarriló y vivió una vida de excesos. Tanto así que hasta tuvo dificultades para escalar una montaña de 500 metros de altura.

Después se enderezó. Cuando tenía 65 años, la edad de la jubilación, decidió que escalaría el Everest a los 70. Ya sabemos que lo logró y que lo hizo dos veces más.

Con Aconcagua no se acaban los desafíos para este extraordinario hombre. Su nuevo sueño es coronar el Everest a los 90 años. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario