Bolsa de Tokio logra mantenerse en positivo por cuarto día consecutivo tras el “brexit”

 


Publicidad

“Los inversores están en cierto modo tranquilos”

Bolsa de TokioBolsa de Tokio

La Bolsa de Tokio cerró el jueves al alza por cuarta jornada consecutiva tras el batacazo experimentado el viernes a consecuencia de la victoria en referéndum del “brexit”, la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

El índice de referencia Nikkei cerró con una subida de 9,09 puntos, un 0,06 por ciento, hasta situarse en 15.575.92 enteros.

En cambio, el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, perdió 1,87 puntos, un 0,15 por ciento, y se situó en 1.245,82 unidades.

El parqué tokiota abrió en positivo animada por la subida en las bolsas europeas y de Estados Unidos, así como por el aumento del apetito de riesgo en un momento en el que se despejan poco a poco los temores a los efectos del “brexit”.

Las ganancias fueron, no obstante, limitadas y la plaza nipona continúa experimentando una marcada volatilidad ante la persistente preocupación por el crecimiento económico global.

Los inversores, que se han lanzado a la caza de gangas, esperan además que los bancos centrales tomen medidas para combatir los efectos negativos del “brexit”, y siguen de cerca las fluctuaciones del yen frente al dólar estadounidense.

“Los inversores están en cierto modo tranquilos” ante las expectativas de que el Banco de Japón y el Banco Central Europeo alivien más sus políticas monetarias, indicó el analista Yuji Shimanaka, de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities, en declaraciones a la agencia local Kyodo.

El sector de la minería lideró las ganancias, seguido por el del petróleo y el carbón, mientras que el textil y el de la pesca, la agricultura y la explotación forestal encabezaron las pérdidas.

La compañía tecnológica Sharp subió un 3,8 por ciento tras anunciar el lunes que comercializará en Asia estaciones de recarga para teléfonos móviles que funcionan con energía solar, y el fabricante de cámaras Canon avanzó un 0,2 por ciento.

En la otra cara de la moneda se encontraron dos grandes compañías de telefonía, NTT Docomo y el grupo SoftBank, que cayeron un 1 por ciento y un 0,3 por ciento, respectivamente.

El anuncio del gigante de las telecomunicaciones NTT Docomo de que planea fabricar tecnología para vehículos autopilotados junto a DeNA no parece haber caído bien entre sus inversores; no así entre los de su posible socio, cuyas acciones escalaron un 4,8 por ciento.

En la primera sección, 968 valores retrocedieron, frente a 861 que avanzaron, mientras que 138 cerraron sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 2,261 billones de yenes (19.857 millones de euros), frente a los 2,206 billones de yenes (19.379 millones de euros) de la víspera. (EFE)

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario