Dr. Ortega: El modelo japonés contra el coronavirus ha fracasado

(Imagen Gerd Altmann - Pixabay)

Dr. Raúl Ortega*


Japón lamenta y reporta más de dos mil 300 muertos por el Covid-19 y nos encontramos en el pico de la tercera ola de esta pandemia por el coronavirus donde se han sobrepasado de lejos todas las cifras reportadas previamente de infección por SARS-CoV-2 a lo largo del año.

  1. ¿Fracasó el “modelo japonés”? La propuesta japonesa en esta pandemia fue la eliminación de los focos o brotes de infección, llamados “cluster” en inglés y adoptados de este idioma al japonés. Acción llevada a cabo por los centros de salud pública a nivel nacional con el objetivo de contener la infección del coronavirus y tener un seguimiento retrospectivo a fin de identificar el origen de los brotes producidos en el país. Los gobernantes han mencionado, y hasta con orgullo, a lo largo del año que con este método, llamado “modelo japonés”, han tenido éxito en contener la infección por SARS-CoV-2. Pero en esta tercera ola de infecciones la variedad de los “clusters” es más amplia y muy diferente a las dos anteriores. Así durante la segunda ola de la pandemia, los focos de infección estaban principalmente en bares, restaurantes y karaokes, siendo el grupo etario entre 20 – 30 y 30- 40 los principales grupos etarios infectados inicialmente. Actualmente los “clusters” están más diseminados, abarcando escuelas, asilos, hospitales, lugares de preparación de obentos, centros laborales, restaurantes, karaokes y comunidades de extranjeros, entre otros.

Con los números de infectados batiendo records cada día en Japón por encima de dos mil, es muy difícil controlar los brotes en zonas donde las infecciones nuevas aumentaron considerablemente y donde en su mayoría no se conocen las rutas de infección. Por todo lo anterior podemos afirmar que para Japón, el llamado “modelo japonés” del gobierno ha fracasado, entre otras razones porque han priorizado la economía del país sobre la salud y la vida de los residentes en este archipiélago. Se requieren acciones severas hoy mismo para controlar el avance del coronavirus.

  • ¿Se tomaron las medidas adecuadas de emergencia nacional en una pandemia? En esta tercera ola hasta ahora y desde el gobierno central no se toma una medida de emergencia nacional u otra acción significativa a fin de detener la infección por coronavirus. Cada ola de infección de Covid-19 es más grave que la anterior, y las acciones del gobierno han sido inversamente proporcionales a la gravedad de la infección. Ya vimos durante la segunda ola, que la inacción del gobierno fue tal que las cifras de infección se multiplicaron exponencialmente con respecto a la primera.

El gobierno por un lado informa que los prefectos de cada estado deben tomar decisiones respecto a la pandemia, mientras que los prefectos exigen la declaratoria de emergencia nacional antes de actuar, y mientras cada día que pasa hay más infectados y muertos, sin que el gobierno asuma su responsabilidad política, social y de salud frente a la pandemia y frente a la población.

Un equipo de especialista en enfermedades infecciosas y salud pública que coordine las acciones a tomar a fin de contener la pandemia es no solo necesario, sino imprescindible para el país, ya que entendemos que las acciones coordinadas con el gobierno van a mitigar rápidamente de diseminación de la enfermedad. Este gobierno lógicamente que no escuchó a los científicos y no procedió de esta manera, ya que de haberlo hecho hubiesen tenido que sacrificar la economía del país con el alto costo político y de votos que eso significa para el partido gobernante.

  • ¿Qué acciones toman los países del primer mundo para contener la pandemia y cómo difieren estas del “modelo japonés”?

Las acciones o inacciones del “modelo japonés” las hemos descrito líneas arribas, pero cuando intentamos situar a Japón como la tercera economía del planeta y queremos entender las diferencias en el accionar contra la pandemia comparadas con los otros países desarrollados, es que aparecen serias dudas. Por ejemplo, en Europa, países como Italia, Francia, Alemania, Reino Unido, España, han ido desde restricciones locales hasta restricciones en el movimiento de las personas a nivel nacional. El cierre parcial o con horarios de restaurantes, y cierre total de gimnasios, discotecas, lugares de esparcimiento nocturno, teatros, etc. Límite en viajes entre estados, países y cierre de fronteras en muchos casos. Todas estas acciones recomendadas y coincidentes entre los científicos a nivel mundial, si es que se quiere de verdad contener la infección por coronavirus.

  • ¿Realizó Japón el número de RT-PCR test (pruebas moleculares) adecuados como lo requiere una pandemia? No hicieron en Japón las pruebas moleculares necesarias para detectar los focos de infección así como para contenerla, fue así desde el inicio de la pandemia y varió un poco luego que suspendieron las Olimpiadas, pero en general y comparado con otros países desarrollados el número de PCR test realizado en la población está muy lejos de ofrecer niveles de seguridad en una pandemia, para saber exactamente como se comporta el virus dentro de una comunidad y del país en general.
  • ¿Tiene el gobierno japonés un Centro Nacional que coordine acciones en todo el país, específicamente para esta pandemia? No existe, ni hay un responsable o grupo de encargados que tome acciones necesarias a nivel gubernamental siguiendo las indicaciones con evidencia de los médicos y científicos tanto nacionales como extranjeros. Lo preocupante es que cuando lleguen las vacunas el próximo año también se requieren acciones rápidas para su pronta distribución por etapas y priorizando a los grupos etarios, grupos de riesgo, y personal que labora en hospitales y asilos, entre otros. Sin una planificación en pandemia será más difícil dar cobertura a todos os grupos de riesgo.
  • ¿Era necesario en medio de una pandemia y desde el gobierno estimular primero el “Go to Travel” y luego el “Go To Eat”?

No era importante ni necesario estimular la economía de esa manera, incitando a la gente que viaje o que vaya a restaurantes, cuando sabemos que la pandemia está activa, el virus ávido de más humanos para su propagación, aún no tenemos un medicamento que cure el Covid-19 y la vacuna aún no llega y tardará aún muchos meses más en alcanzar a la población en riesgo. A pesar de todas las críticas a estas campañas desde el gremio médico, por el riesgo que representan, el gobierno ha hecho oídos sordos acusando falta de evidencias, cuando las evidencias las vemos cada día en el incremento en el numero de muertos e infectados.

Son muchas las interrogantes que se plantean y son muchas también las respuestas y acciones que debe tomar este gobierno.

Si bien es cierto que en una pandemia como la que nos ha tocado vivir este 2020 hay muchos detalles relacionados a la enfermedad que aún desconocemos y están ligados a un virus SARS-CoV-2 nuevo, como su tiempo de incubación, virulencia, formas de contagio, riesgos en los diferentes grupos etarios, sus manifestaciones clínicas, tratamiento, respuesta inmunológica, prevención, etc.

Lo cierto es que ahora enfrentamos la tercera ola de esta pandemia, y mucho de lo manifestado ya no es nuevo, ya que estos once meses de pandemia en el mundo nos han enseñado a conocer mejor al virus y entender su comportamiento y agresividad, ahora sabemos que es un virus al que podemos limitar los contagios entre humanos si es que precisamente evitamos el contacto físico que no es indispensable ni esencial en estos momentos.

También sabemos cómo se ha comportado el virus en Japón y el mundo durante los dos primeros picos de infección, y nos queda a todos la sensación y evidencia que cada nueva ola es peor que la anterior. Tenemos la respuesta de muchas drogas antiguas en el tiempo, pero nuevas para combatir las manifestaciones clínicas y la reacción inflamatoria del cuerpo ante la infección por Covid-19. También sabemos que la mejor noticia de estas últimas semanas para la humanidad es que ya tenemos 3 vacunas probadas en la fase III de ensayos clínicos, Pfizer, Moderna y Astra-Zeneca, que van a producir en conjunto 5.5 billones de dosis en los próximos 12 meses.

Así, lo importante en este momento es tomar las medidas restrictivas necesarias para evitar que la infección siga aumentando entre la población y aguantar con estas medidas hasta que las vacunas lleguen y permitan poco a poco volver al tipo de vida que estábamos acostumbrados antes de la pandemia.

El Covid-19 ya lleva un total de 66.561.559  infectados, con 1.528.885 muertes en 217 países y territorios del mundo según datos del Centro de Sistemas, Ciencia e Ingeniería de la Universidad John Hopkins.

(*) Dr. Raúl Ortega, Ph.D Medicina Reproductiva radicado en Japón. Es columnista de International Press desde 1994. Escríbale al e-mail: inkamed@yahoo.com

SUSCRÍBASE A INTERNATIONAL PRESS GRATIS!

Registre su correo electrónico para suscribirse y reciba diariamente las últimas noticias de Japón y servicio exclusivo de Último Minuto.




Publicidad

Publicidad





Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

Cine
JAPÓNICA
JAPÓNICA
Cine
JAPÓNICA

PRODUCTOS

Novedades
Novedades
Productos de Japón

Turismo en Japón

LECTOR