Triunfo épico de Japón sobre el gran favorito Sudáfrica en el Mundial de Rugby


Japón tuvo que esperar casi un cuarto de siglo para volver a ganar en un Mundial (foto rugbyworldcup.com)

Es la primera victoria japonesa desde 1991


Publicidad

Japón tuvo que esperar casi un cuarto de siglo para volver a ganar en un Mundial (foto rugbyworldcup.com)
Japón tuvo que esperar casi un cuarto de siglo para volver a ganar en un Mundial (foto rugbyworldcup.com)

La selección de Japón dio hoy en Brighton una de las mayores sorpresas en la historia de la Copa del Mundo de rugby al imponerse en un encuentro de leyenda a Sudáfrica, doble campeón mundial, por 34-32, con un ensayo con el tiempo ya cumplido.

Japón, a priori uno de los conjuntos más débiles del grupo B, logró un agónico triunfo, el primero en un Mundial desde 1991, frente los todopoderosos Springboks con un try fuera de tiempo del ala Karne Hesketh.

En estadio de Brighton, al sur de Inglaterra, y con todo el público claramente del lado japonés, los ‘samuráis’ mostraron una valentía inusual ante un equipo que partía como uno de los favoritos a hacerse con su tercera corona mundialista.

Los pupilos de Eddie Jones comenzaron enchufados el choque y a los ocho minutos se pusieron por delante gracias a un penal del fullback Ayumu Goromaru, una de las estrellas de los ‘cherry blossoms’.

Al filo del ecuador de la primera mitad, Sudáfrica impuso su maul y François Louw apoyó para conseguir el primer ensayo de la contienda y poner por delante a los campeones del mundo en 1995 y 2007.

Un try del capitán nipón, Michael Leitch, y una conversión de Goromaru hicieron saltar la sorpresa y adelantaron a los ‘samuráis’ (7-10, m.29).

La alegría les duró poco a los asiáticos, y en lo que se convirtió un intercambio continuo de puntos Bismarck du Plessis puso de nuevo a los Springboks por delante con un nuevo ensayo apenas tres minutos más tarde.

La segunda mitad fue frenética, y Japón, apoyado en un acertado Goromaru a los palos, nunca llegó a perder de vista a Sudáfrica en el marcador.

En la última jugada del partido, fuera de tiempo -minuto 84- y con los Springboks a la defensiva, Karne Hesketh recibió el oval a cinco metros de la línea de gol para anotar un ensayo que dio a Japón su primer triunfo en un Mundial en 24 años y causar una de las mayores sorpresas en la historia de este deporte.

“Estamos muy decepcionados. Hay que felicitar a Japón, nos sometieron a muchísima presión y al final fueron mejores que nosotros”, dijo Jean de Villiers, capitán de Sudáfrica, al término de la contienda.

“Todavía tenemos posibilidades de clasificarnos para cuartos de final, pero tenemos que ganar todos los partido que quedan. Esto es una decepción. El carácter de este equipo se pondrá ahora a prueba”, subrayó el jugador sudafricano. (EFE)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad