4 cosas que las mujeres tienen prohibido hacer en Japón


 


Publicidad

La tradición y la menstruación se usan como pretextos para discriminar

No mujeres

Japón es un país muy machista, todo el mundo lo sabe. Pese a ello, sorprende que a mediados de la segunda década del siglo XXI aún haya cosas que las mujeres no pueden hacer en el país asiático. La religión, la tradición y hasta la menstruación son utilizadas como excusa para mantener prohibiciones anacrónicas.

El sitio web RocketNews24 ha publicado una lista de cuatro cosas que las mujeres no pueden hacer:

1. Subir a la cima del monte Omine

¿Por qué? Porque las mujeres son una “distracción”. De acuerdo con la tradición sintoísta, la “naturaleza seductora de las mujeres distraía a los peregrinos hombres de sus deberes ascéticos”. Las mujeres pueden llegar hasta el templo Ominesanji en este monte (situado en la prefectura de Nara y considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO), pero a partir de allí hasta la cumbre tienen vedado el acceso.

2. Entrar en el ring de sumo y participar en competiciones y rituales de esta ancestral práctica.

¿Por qué? Por qué las mujeres violan la pureza del ring de sumo. El pretexto que da la Asociación de Sumo para no cambiar esta prohibición que considera a las mujeres como “impuras” es que puesto que a las mujeres tradicionalmente no se les permitió participar en las actividades de sumo a través de los siglos, sería una ignominia para sus antepasados cambiar esta tradición.

3. Alojarse en hoteles cápsula

¿Por qué? Porque su público objetivo son hombres de negocios. RocketNews 24 explica que, en rigor, si hay hoteles cápsula, pero son tan pocos, pero tan pocos, que si una mujer busca un hotel cápsula en Japón será rechazada 99 de 100 veces. Así que, en la práctica, existe la discriminación.

4. Convertirse en chefs de sushi

¿Por qué? Porque las manos de las mujeres son calientes y podrían arruinar el sabor del sushi. Esta no es precisamente una regla, pero para muchos lo es. El hijo del reconocido cocinero Jiro Ono declaró una vez que las mujeres no deben hacer sushi porque menstrúan. Ono sostiene que el sabor del sushi debe ser constante, cosa que el ciclo menstrual altera. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad