La velocidad de infecciones en Japón ya amenaza la disponibilidad de camas de hospital

Según datos del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar Social, el número de hospitalizaciones en Japón por coronavirus hasta el 29 de julio fue de 4.034, que es casi 1.600 menos que el 28 de abril.


No obstante, esta tasa de uso de camas de hospital representa un aumentó de 10 puntos o más respecto a la semana pasada en 12 prefecturas como Osaka y Aichi.

El ritmo de hospitalizaciones es más alto frente a la primera ola y se teme que la preparación de nuevas camas comience a ser más lenta que la expansión del virus.

Y pudo haber sido peor si no fuera por el cambio de parámetros para dar de alta a una persona. En la primera ola, el paciente tenía que dar negativo en 2 pruebas de PCR para salir del hospital. Además, los asintomáticos y leves eran internados desde el principio.

Ahora, 10 días después del inicio de la enfermedad, el paciente puede ser dado de alta sin la misma cantidad de pruebas de PCR y los enfermos leves están recibiendo tratamiento médico en alojamientos o en su propio hogar.

El diario Nikkei dijo que hasta el 29 de julio, el número de camas en Japón era de 20.314, que es un 20% más alto que el 1 de mayo. La tasa de utilización de camas es del 19,9%, unos 15 puntos menos.

Influye en la menor ocupación de camas que la mayor cantidad de infectados son jóvenes entre 20 y 30 años. Esto también determina que el número de personas gravemente enfermas, 92 en todo el país, siga siendo pequeño respecto a los 341 del pasado 7 de mayo.

LA VELOCIDAD DE CONTAGIOS ES ALTA

No obstante, preocupa la velocidad de los nuevos contagios, sobre todo en zonas rurales. Según el nuevo comité gubernamental para medidas contra el coronavirus, el número de infectados hasta el 29 de julio se ha duplicado respecto a la semana anterior en 16 prefecturas.

Incluso en algunas prefecturas el aumento de nuevo casos es alarmante y más agresivo que en Tokio (1,06 veces) y que en otras áreas metropolitanas. En Miyazaki las infecciones crecieron en 27,67 veces, Kumamoto en 20,60 veces y en Okinawa 13,11.

El reflejo de la mayor cantidad de contagios se ve en las hospitalizaciones. De acuerdo al Ministerio de Salud, la tasa de utilización de camas aumentó la semana pasada del 24,3% al 42,5% en 12 prefecturas. En Aichi, Fukuoka y Okinawa están cerca del 40%. Todo de una semana para la otra.

Las autoridades de Osaka, donde la cantidad de ingresados creció en 1,75 veces en una semana, creen que de mantenerse a este ritmo las camas aseguradas para casos de coronavirus estarán llenas dentro de dos semanas.

NAGOYA ¿TIENE O NO CAMAS ASEGURADAS?

En la ciudad de Nagoya el número de infecciones superó los 100 durante tres días consecutivos hasta ayer, con muchos contagios ocurridos entre grupos de personas que acudieron a bares, karaokes y restaurantes.

Contrario a lo que se creía, que las cosas estaban bajo control en la capital de Aichi, el 28 de julio ocurrió que 16 personas no pudieron ser internadas temporalmente por falta de coordinación entre los hospitales. ¿Hay o no camas aseguradas? “La disponibilidad de camas es poca”, ha reconocido un alto funcionario de Nagoya.

Las camas, que estuvieron ocupadas por ancianos, han comenzado a poblarse de personas de mediana edad propensos a hacer cuadros graves por coronavirus. Esta situación se está multiplicando en más prefecturas del país y se espera que las camas aseguradas escaseen debido a la rápida expansión del virus. (International Press)


Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

JAPÓNICA
JAPÓNICA
Cine
JAPÓNICA
Anime y manga

PRODUCTOS

Novedades de Japón
Novedades de Japón
Productos de Japón

Turismo en Japón

LECTOR