Japón impone castigos más duros a conductores que usan teléfonos


Publicidad

Desde el domingo las personas que utilizan teléfonos móviles mientras conducen enfrentan penas más duras en Japón.

La multa para los conductores de vehículos estándar se triplica a 18 mil yenes (164,3 dólares), detalla Jiji Press.

Para los conductores de vehículos grandes, la sanción sube de 7.000 yenes (63,9 dólares) a 25.000 yenes (228,2 dólares).

Para los motociclistas aumenta de 6.000 yenes (54,7 dólares) a 15.000 yenes (136,9 dólares).

Los puntos de penalización suben de uno a 3. En caso de riesgo de accidente, aumentan de 2 a 6.

En 2018, hubo 2.790 accidentes que involucraron a conductores que se distrajeron con sus teléfonos. 42 de ellos causaron muertes, aproximadamente 2,3 veces más que hace 10 años, revela Mainichi Shimbun.

Las protestas de las personas que perdieron a parientes en accidentes de este tipo impulsaron el endurecimiento de los castigos. (International Press)


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario