No hay evidencia de que los extranjeros abusen del seguro de salud en Japón


La escasez de mano de obra en Japón ha obligado a su gobierno a crear un programa para introducir un nuevo sistema de visado con el fin de ampliar la fuerza laboral extranjera.


Publicidad

Miembros de la Dieta, donde se debatirá un proyecto de ley sobre trabajadores extranjeros impulsado por el gobierno nipón, han expresado preocupación por la posibilidad de que se abuse del sistema de seguro de salud público.

Sin embargo, Asahi Shimbun revela que no existe evidencia de que los extranjeros abusen del seguro.

El Ministerio de Salud investigó 1.597 casos de uso del seguro por parte de extranjeros dentro de los seis meses siguientes a su afiliación al programa nacional de seguro de salud. Los casos investigados corresponden al periodo noviembre 2015-octubre 2016 e involucraron el uso de al menos 800.000 yenes (7.094 dólares) en servicios médicos.

De los 1.597 casos investigados, solo dos fueron considerados sospechosos. Es decir, el 0,125 %.

El ministerio, sin embargo, solicitó a los municipios que instruyan a sus empleados para verificar si los extranjeros que se han unido al programa nacional de seguro de salud verdaderamente realizan las actividades descritas en sus visas.

Los funcionarios locales deben reportar los casos sospechosos a las oficinas regionales de inmigración. Si las autoridades de inmigración detectan infracciones a la ley, los implicados pierden la visa y deben devolver los beneficios de los programas de seguro.

Los hospitales también avisan a las autoridades si encuentran casos sospechosos. En uno de ellos, un extranjero con una enfermedad preexistente llegó a Japón con una visa de estudiante y se afilió al programa nacional de seguro de salud.

En otro, un trabajador extranjero llevó a más de diez supuestos familiares a hospitales para recibir tratamiento bajo un programa de seguro de salud público.

Los extranjeros que permanecen en Japón durante más de tres meses, incluyendo a estudiantes, deben unirse al kokumin kenko hoken (programa nacional de seguro de salud).

Ippei Torii, director de la Red de Solidaridad con los Migrantes en Japón, considera que la práctica de los funcionarios municipales de realizar preguntas personales a los extranjeros para detectar posibles irregularidades es una violación de sus derechos humanos.

Por su parte, Hideki Nitta, profesor de la Universidad de Chuo y experto en seguridad social, dijo que si el gobierno quiere evitar que los extranjeros abusen del sistema de seguro debería tomar medidas durante su ingreso a Japón.

¿Qué medidas? Que presenten los más recientes resultados de sus chequeos médicos, por ejemplo. Nitta sostiene que si los extranjeros se afilian de manera correcta al programa deben ser tratados de la misma manera que los japoneses. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario