Antes de alza a 10 %: alientan a gente en Japón a comprar papel higiénico y cerveza en grandes cantidades


Publicidad

Este septiembre no está siendo un mes como cualquier otro en el mercado japonés. El 1 de octubre el impuesto al consumo subirá de 8 a 10 %, lo que se está traduciendo en diferentes hábitos de compra por parte de los japoneses. Y no necesariamente de productos caros, como los automóviles.

La cadena de farmacias Cocokara Fine lanzó el mes pasado una campaña que busca que sus clientes adquieran en grandes cantidades artículos de uso cotidiano que se pueden almacenar, como papel higiénico y detergentes, revela Yomiuri Shimbun.

La compañía ofrece mayores beneficios -como cupones- a quienes más compran. La iniciativa funciona: las ventas por usuario están incrementándose gradualmente.

El vienes pasado, la comercializadora de muebles Nitori amplió a 288 el número de artículos con descuento. En julio, redujo hasta en un 20 % los precios de mesas y camas, entre otros muebles, con el fin de impulsar sus ventas antes del alza del impuesto.

Preparándose para el aumento de la demanda de último momento, los fabricantes de cerveza planean ampliar su producción. Por ejemplo, Kirin Brewery expandirá su producción interanual en un 20 % en septiembre y, paralelamente, pondrá en marcha una campaña de promoción con artículos de regalo.

La compañía Inageya, que opera supermercados principalmente en el área metropolitana de Tokio, ha ampliado los espacios de venta de bebidas alcohólicas en algunos locales para incentivar a los consumidores a comprarlas en grandes cantidades.

Por otro lado, la cadena de tiendas de productos electrónicos BicCamera duplicó en agosto sus ventas interanuales de TV OLED, aumentó en un 50 % las de lavadoras y en un 30 % las de refrigeradores.

No está ocurriendo lo mismo, como quizá podría esperarse, con los automóviles. Los consumidores están en actitud de cautela debido a una serie de medidas que prevé tomar el gobierno de Japón para que las ventas de coches no se desplomen después de la subida del impuesto como pasó en 2014, cuando la tasa aumentó de 5 al actual 8 %.

En octubre, el gobierno abolirá el impuesto de adquisición de automóviles, entre otras medidas, gracias a las cuales se podrán adquirir coches por precios menores a los actuales. (International Press)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario