El hombre que incendió KyoAni, entre la pena de muerte y el “no culpable”



Shinji Aoba, el hombre que incendió un estudio de Kyoto Animation el mes pasado matando a 35 personas, está hospitalizado por las graves quemaduras que sufrió tras el fuego que inició.


Publicidad

El sujeto de 41 años fue detenido y admitió ante la policía haber esparcido gasolina en el edificio de tres pisos y prendido fuego con un encendedor. Aoba también dijo que la compañía productora de animes le había robado una novela.

La policía prevé arrestar formalmente a Aoba cuando se recupere e interrogarlo a fondo. ¿Qué ocurrirá después? ¿Podría ser condenado a muerte? ¿Podría ser no hallado culpable alegando una enfermedad mental?

Profesionales de la salud mental y expertos en leyes se han pronunciado sobre su caso.

En declaraciones recogidas por el sitio SoraNews24, el abogado Masaru Wakasa, que anteriormente trabajó en la fiscalía de Tokio, dice que si se prueba que Aoba perpetró el ataque con sus facultades mentales disminuidas, existe la posibilidad de que sea encontrado no culpable, de acuerdo con el artículo 39 del código penal de Japón.

Para el psiquiatra Tamami Katada, Aoba exhibe signos de lo que podría ser esquizofrenia o castrofrenia, un trastorno en el cual una persona cree que fuerzas externas le están sacando las ideas de la mente.

La delusión podría haber alimentado un complejo de persecución y un deseo de venganza violenta que se manifestó en el ataque, añade.

Por otro lado, el profesor de Derecho de la Universidad de Konan, Osamu Watanabe, opina que los actos de Aoba muestran a alguien muy consciente de los efectos letales que tendrían, y que pese a ello los llevó a cabo.

Es decir, es un hombre en sus cabales, plenamente responsable de sus acciones.

Watanabe hace notar la naturaleza premeditada del ataque. Aoba compró y transportó una gran cantidad de gasolina, así como otras herramientas de ataque. Además, mientras incendiaba el edificio varias personas escucharon que gritaba “¡Mueran!”.

Para Watanabe, existen amplios fundamentos para buscar que el hombre sea sentenciado a muerte. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario