Funcionarios usan camisetas y “jeans” para ahorrar energía en Japón

Super Cool Biz (foto Uniqlo)

Entra en vigor campaña “Super Cool Biz” que busca reducir el consumo de aire acondicionado


Publicidad

Super Cool Biz (foto Uniqlo)

Sustituir trajes y corbatas por “jeans” y camisetas es el objetivo de la campaña “Super Cool Biz”, que el Gobierno japonés puso hoy en marcha para reducir el uso de aire acondicionado en las oficinas y contribuir así al ahorro energético.

A partir de hoy y durante los meses de verano, la estricta etiqueta en las oficinas públicas niponas se relaja y los funcionarios podrán llevar “jeans”, camisas de manga corta tipo hawaiano, camisetas y hasta zapatillas de deporte.

La campaña es una versión aún más flexible del tradicional “Cool Biz”, que se lleva a cabo cada verano en Japón desde 2005 y que permite a los burócratas prescindir de su habitual chaqueta y corbata en la temporada más calurosa del año, con el fin de reducir el consumo energético.

“Este año es diferente, más amplia, ya que en la situación actual hay que ahorrar energía”, dijo a Efe un portavoz del Ministerio de Medio Ambiente, en referencia a la crisis nuclear desatada por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo.

Aunque la campaña comenzó oficialmente hoy, en las calles y el metro de Tokio los trabajadores aparecían con sus acostumbrados trajes oscuros, ya que las temperaturas en la capital se encuentran aún muy por debajo de las habituales en la época veraniega.

Algunos gobiernos regionales, como el de Iwate, una de las zonas más afectadas por el desastre de marzo, han indicado que no llegarán al punto de permitir el uso de “jeans” entre sus empleados ya que ello puede hacer que los visitantes se sientan “incómodos”.

Además del Gobierno, muchas empresas privadas de Japón han tomado medidas extraordinarias para afrontar la escasez energética en los meses más calurosos del año.

La operadora telefónica NTT planea que durante este verano sus empleados trabajen solo media jornada en la oficina, mientras que la otra media la harán desde sus propias casas.

La farmacéutica Kyowa Hakko Kirin enviará temporalmente a parte de sus investigadores a instituciones extranjeras para que no deban preocuparse por cortes en el suministro eléctrico, mientras que el fabricante de maquinaria Komatsu reducirá a cuatro los días laborables a la semana.

La industria automovilística nipona ya ha anunciado que cerrará sus factorías los jueves y viernes en lugar de los fines de semana para equilibrar la demanda energética, y algunos fabricantes, como Nissan, instarán a sus empleados a tomar dos semanas de vacaciones en verano, en lugar de una. (EFE)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario