El Golden Week de 10 días, un dolor de cabeza para los padres que no descansarán

Muchos en Japón esperan con ansias el Golden Week de este año, un inusual periodo de vacaciones de diez días entre el 27 de abril y el 6 de mayo, marcado por la ascensión al trono del príncipe Naruhito.


Publicidad

Para otros, sin embargo, será un dolor de cabeza, cuenta Kyodo. Gente que en la industria médica, el cuidado de ancianos o el sector turístico, entre otros, tendrá que trabajar y no sabe con quién dejará a sus hijos porque las guarderías no abrirán.

Una de esas personas es una mujer de 36 años que trabaja en una oficina de contabilidad en la ciudad de Sendai. No solo la mujer parece que va a tener que trabajar durante el Golden Week, sino también su esposo. El problema es que la guardería donde está su hija de cuatro años cerrará todo el período.

“Las pequeñas empresas no pueden darse el lujo de cerrar durante diez días seguidos. El gobierno debería haber sido más considerado con los trabajadores que dejan a sus hijos con otros cuando decidió establecer las vacaciones largas”, declara a Kyodo.

¿Dejar a los hijos con los abuelos? Para algunos no es una opción porque los abuelos también van a trabajar o viven lejos.

Cuando en la Dieta se debatió el proyecto de ley sobre el feriado de diez días, se instó al gobierno de Japón a tomar todas las medidas posibles para evitar cualquier problema en la vida cotidiana de las personas, lo que incluye el servicio de cuidado de los niños.

Sin embargo, un funcionario gubernamental subraya que es “difícil para el gobierno introducir medidas unificadas”. Debido a que los municipios son responsables de supervisar los centros de cuidado infantil , son las autoridades locales quienes deben crear sus propias medidas para lidiar con la situación, añade.

En otras palabras, que los municipios se las arreglen por su cuenta.

No obstante, el municipio de Kumamoto no ha decidido nada aún y está esperando que el gobierno central establezca una línea de acción.

En el barrio de Toshima, Tokio, están considerando abrir más instalaciones de cuidado infantil como medida de excepcion. El problema es si conseguirán encontrar el suficiente personal para atender a los niños en el Golden Week.

Mika Ikemoto, investigadora del Instituto de Investigación de Japón, opina que el gobierno central debería actuar “proactivamente” en cooperación con los gobiernos locales sin dejar el asunto a los padres. (International Press)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario