Tener climaterio y menopausia ¿es una suerte para ellas? Por Dr. Ortega

El climaterio es el inicio de una nueva etapa en la vida de la mujer, que implica fundamental y básicamente el final de la menstruación como consecuencia de los cambios hormonales producidos en la quinta década de la vida. La menopausia es un evento normal y las mujeres tienen la suerte de tenerla, ya que marca el momento de tomar importantes medidas preventivas que pudiesen afectar el resto de la vida.

Al conjunto de síntomas peri-menopáusicos los conocemos como el climaterio, y trataremos sobre estos cambios y de su implicancia en la vida futura de toda mujer, dejando para otro artículo las medidas preventivas y el tratamiento médico a seguir.

Cada mujer se enfrenta a la menopausia de forma única y distinta, experimentando estos nuevos cambios físicos, emocionales, sexuales y espirituales de manera sui-generis. Muchas mujeres se sienten libres de la preocupación constante de un nuevo embarazo o del sindrome pre-menstrual que las molestó durante toda la etapa reproductiva. Otras mujeres en cambio, ven a la menopausia con temor, ya que piensan que su femineidad está perdida para siempre junto con su capacidad de concebir. Así, los sentimientos pueden ser muy opuestos, pero la verdad es que la mayoría de las mujeres se adaptan muy bien a esta nueva etapa de la vida.

LAS JAPONESAS LA PASAN MEJOR

A inicios del siglo pasado la expectativa de vida de la mujer se situaba alrededor de los 50 años, esto significa que la mujer difícilmente vivía lo suficiente como para ver los cambios que se producirían básicamente por una disminución de los estrógenos luego de la menopausia. Hoy en día la expectativa de vida de la mujer bordea los 80 años, es decir que la mujer debe aprender a vivir el tercio final de su vida en forma tal que los cambios hormonales producidos con la menopausia no pongan en peligro su salud futura.

Si hablamos de incidencia de enfermedad a nivel mundial, se podria decir que dependiendo del grupo étnico del cual proceden, existen dos grandes grupos de mujeres que van a presentar síntomas en mayor o menor grado. Así, el grupo más afectado sería aquel que involucra a mujeres de europa, norteamérica y los países árabes, con los bochornos y la sudoración nocturna como las principales molestias. El otro grupo estaría formado por mujeres de países asiáticos, africanos y latinoamericanos que reportan estos mismos síntomas pero con mucha menor intensidad.

En japonés no existe una palabra que se refiera específicamente al bochorno, a pesar de que es un lenguaje donde se pueden hacer discriminaciones muy finas referidas al cuerpo humano. Por esto tal vez sea un poco más difícil establecer la presencia de este síntoma en las pacientes, pero en general los estudios revelan una muy baja presencia de síntomas entre las japonesas, con solo un 19% para los bochornos y 12% para la sudoración nocturna.

Dr. Raúl Ortega
Dr. Raúl Ortega

SÍNTOMAS Y SIGNOS

Cuando la mujer se acerca a la menopausia los ciclos menstruales se tornan irregulares, ahora se sabe muy bien que mucho tiempo antes de que estas irregularidades se presenten, los ovarios empiezan a registrar cambios a nivel celular que van a alterar su proliferación y producción de hormonas.

Antes se pensaba que estos cambios se daban solo unos años antes de la menopausia, pero ahora conoce que la peri-menopausia se puede presenter hasta una decada antes del cese de la menstruación.

Otros síntomas comunes del climaterio son: los bochornos (64%), sudoración nocturna (60%), depresión (50%), dolor oseo y articular (40%); también están reportados: el insomnio, presión arterial elevada, aumento de peso, sequedad vaginal, dolor durante las relaciones sexuales y olvidos.

– BOCHORNOS
Los bochornos generalmente duran entre 3 y 6 minutos y pueden ocurrir varias veces al dÍa. Por la gran sudoraciÓn que producen llevan a la mujer a un estado de agotamiento fÍsico, ya que van asociados al insomnio. Generalmente empiezan por el torax, cuello y cara acompañandose de dolores de cabeza, nausea y dificultad para concentrarse.

– INFECCIONES
Los signos vaginales de sequedad, adelgazamiento e irritación, aumentan el riesgo de infecciones urinarias y vaginales. La deficiencia de estrógenos también causa una atrofia de las paredes vesicales y ligamentos produciendo un “prolapso vesical” que impide una completa evacuación de la orina y como consecuencia infecciones del tracto urinario.

– PROBLEMAS SEXUALES
La función sexual puede ser dividida en dos componentes, el primero consiste en el deseo, motivación, satisfacción y placer; y el segundo está caracterizado por la respuesta orgásmica. Ambas funciones están afectadas por la disminución de estrógenos y andrógenos, disminuyendo como consecuencia el deseo sexual. La sequedad, acortamiento y adelgazaniento de las paredes vaginales la hacen más suceptibles de irritación e infección, además de hacer más difíciles las relaciones sexuales.

– CAMBIOS EMOCIONALES
Con todos los sÍntomas mencionados es fácil entender porqué las mujeres se quejan de problemas emocionales durante el climaterio, incluyendo irritabilidad, labilidad emocional y apatía. Algunas mujeres sufren de depresión durante la menopausia y se atribuye a una mala relación conyugal unido a un pobre soporte social.

Los estrógenos disminuyen paulatinamente desde el inicio del climaterio y más aún luego de la menopausia, así, su acción de protección osea, cardiovascular y de disminución del cáncer colo-rectal, se ve alterada con el paso del tiempo dando lugar a la aparición de ataques cardíacos, osteoporosis, cáncer colo-rectal o enfermedad de Alzheimer, en mujeres de la tercera edad.

Si usted puede entender mejor los cambios que su organismo está viviendo con el climaterio, entonces puede tomar ventaja de los cambios de vida y tratamientos que se ofrecen actualmente. Las acciones que usted pueda tomar hoy, pueden salvar sus huesos, protejer su corazón, posiblemente evitar el cáncer, mantener su vida sexual, mejorar su memoria y permitir una vida no sólo más larga y feliz, sino de mejor calidad.

 
(*) Dr. Raul Ortega, Ph.D
Medicina Reproductiva
[email protected]



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario