Piden 23 años de prisión para conductor en Japón, acusado de causar la muerte de una pareja

TV Asahi

 


Publicidad

La fiscalía pidió 23 años de prisión para el hombre que el año pasado, en una autopista en la prefectura de Kanagawa, persiguió a una familia y desencadenó la muerte de los padres.

Sus acciones fueron calificadas como “persistentes y maliciosas” por la fiscalía, reveló Kyodo.

El acusado, Kazuho Ishibashi, se ha declarado inocente.

El hombre de 26 años persiguió durante 1,4 kilómetros a la familia Hagiyama después de que el padre le llamó la atención por estacionar mal su coche.

Ishibashi se adelantó al vehículo de la familia y se detuvo, obligándola también a detenerse. El agresor salió de su coche y se dirigió a la van de los Hagiyama, con la intención de sacar al padre para agredirlo.

Mientras forcejeaban, un camión chocó por detrás la camioneta de la familia, matando a los padres. Las dos hijas sobrevivieron.

Durante el juicio, se leyó una declaración de la hija mayor, de 17 años: “Mis padres murieron instantáneamente. Quiero que el tribunal le imponga una sanción estricta”.

Por su parte, la abuela de la adolescente dijo: “No quiero que el acusado camine libre mientras yo esté viva”.

El caso ha conmocionado a la sociedad japonesa. 330 personas hicieron fila para ocupar los 49 asientos disponibles en el tribunal en la sesión del lunes.

El debate sobre el caso se centra en el hecho de que el accidente ocurrió cuando los coches estaban detenidos. La defensa de Ishibashi alega que su cliente no es culpable de conducción peligrosa causante de muerte y lesiones, porque no estaba al volante cuando ocurrió la tragedia. Por lo tanto, no existe vínculo causal entre sus acciones y la muerte de la pareja, según la defensa.

Sin embargo, la fiscalía sostiene que las acciones de Ishibashi (la persecución, el bloqueo de la van de la familia, el obligarlos a parar) condujeron a la muerte de los padres.

El Tribunal de Distrito de Yokohama emitirá sentencia el viernes.

Ishibashi tiene antecedentes. Fue acusado dos veces de manejo imprudente, casos en los cuales trató de sacar a los conductores de sus coches (como quiso hacer con Hagiyama), y de causar daños en un vehículo al patearlos. Los tres casos tuvieron lugar en la prefectura de Yamaguchi. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario