Plan para recibir a más trabajadores extranjeros divide en casi dos mitades a la sociedad japonesa

Foto Cory Schadt

 


Publicidad

El gobierno de Japón tiene prisa. Quiere que el proyecto de ley que presentó en la Dieta para modificar la ley de inmigración con el propósito de aumentar la fuerza laboral extranjera en el país sea aprobado durante el actual periodo de sesiones que culmina en diciembre. Así las cosas, el nuevo programa entraría en vigor en abril de 2019.

Sin embargo, el 64 % de los japoneses considera que no hay prisa por aprobar el proyecto y que este no necesariamente debe ser aprobado durante el periodo en curso, según una encuesta de Asahi Shimbun.

El 22 % opina que el proyecto sí debe ser aprobado este año.

Incluso entre los simpatizantes del gobernante Partido Liberal Demócrata, la mayoría, el 57 %, no considera necesario que la propuesta reciba luz verde durante el actual periodo. El 31 % opina que sí.

Con respecto al plan gubernamental para permitir el ingreso de más trabajadores extranjeros, las opiniones están divididas: el rechazo ha aumentado a 43 % (seis puntos más que en octubre), mientras que el apoyo ha descendido a 45 % (cuatro puntos menos). Casi un empate.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ha aclarado que el plan no constituye una política de aceptación de inmigrantes. Sin embargo, el 52 % no le cree; el 29 %, sí.

Por último, el 43 % de la población aprueba al gabinete de Abe, tres puntos más que el mes pasado. La desaprobación ha caído a 34 % (40 % en octubre).

La encuesta de Asahi fue respondida por 1.940 personas. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario