Kotaru Umeda luchó dos veces con el asesino; cayó y se levantó para salvar a la segunda pasajera

Kotaro Umeda

Kotaro Umeda fue el valiente pasajero que murió intentando detener al japonés de 22 años que hirió a dos mujeres en un shinkansen en la prefectura de Kanagawa el pasado sábado.


Publicidad

Las imágenes de una cámara de seguridad en el vagón del tren bala revelan más detalles de los hechos y muestran que el coraje de Umeda fue mayor de lo que se conocía, pues intentó contener al asesino no una, sino dos veces.

Mainichi Shimbun detalla lo ocurrido:

Ichiro Kojima, el criminal, sacó un hacha de mano de su mochila y atacó a la mujer que estaba sentada a su lado.

Umeda, que estaba sentado detrás de ellos, se puso de pie y tomó al asesino del brazo para evitar que continuara lastimando a la pasajera. Durante la lucha entre los dos hombres, Umeda cayó al piso. Mientras forcejeaban, la mujer pudo ponerse a salvo.

El asesino aprovechó la caída de Umeda para atacar a otra mujer, que estaba al otro lado del pasillo.

Umeda se levantó y se enfrentó nuevamente a Kojima, gracias a lo cual la segunda pasajera pudo huir y salvarse.

Por desgracia, no sobrevivió a la segunda lucha. El asesino lo acuchilló varias veces hasta quitarle la vida. El hacha quedó incrustado en la pierna derecha del valeroso pasajero. (International Press)

Publicidad


Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario