Japón toma medidas para impedir que las hormigas coloradas se establezcan en el país


Ministerio de Medio Ambiente (TV Asahi)

 


Publicidad

En mayo de 2017, en un puerto en la prefectura de Hyogo, fueron encontradas las primeras hormigas coloradas procedentes del extranjero. El hallazgo se produjo en un contenedor enviado desde un puerto en China. Desde entonces, se han encontrado más de 6.500 hormigas coloradas en doce prefecturas.

El Ministerio de Medio Ambiente de Japón ha puesto en marcha un conjunto de medidas para impedir que estos insectos arraiguen en el país y se reproduzcan, informó Mainichi Shimbun.

El ministerio considera que el momento para actuar es crucial, antes de la llegada del verano, caluroso y húmedo, que crea condiciones ideales para las hormigas. Además de investigar su propagación, el ministerio instruye a las autoridades locales para apoyarlos a prevenir una invasión de hormigas.

Al parecer, más de la mitad de las hormigas coloradas encontradas en Japón el año pasado entraron en el país en contenedores procedentes del sur de China.

El ministerio pidió a las autoridades chinas que colocaran trampas para hormigas venenosas dentro de los contenedores antes de que los barcos partieran. Sin embargo, los chinos no habrían respondido.

Las hormigas coloradas aún no se habrían establecido en Japón, aunque se han encontrado colonias de hormigas parcialmente formadas.

Estados Unidos pierde entre 600 mil y 700 mil millones de yenes (5.492 / 6.406 millones de dólares) al año, entre gastos médicos y trabajos de exterminación, debido a que no ha podido erradicar a estos insectos (que pueden causar mordeduras dolorosas e incluso la muerte), según el profesor de la Universidad de Tokio, Mamoru Terayama. En cambio, Nueva Zelanda logró erradicarlos en la década de 2000. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario