Cuando un padre en Japón encuentra a su hija en cama con un chico y no sabe qué hacer

 


Publicidad

Un hombre pasa por el dormitorio de su hija, que no está del todo cerrado, y alcanza a ver que está en la cama con su novio teniendo relaciones sexuales. El padre, sorprendido, finge que no ha visto nada y sigue de largo. No le dice nada a su hija. Tampoco a su esposa. Está preocupado. Tanto que le escribe a Yomiuri Shimbun en busca de consejo.

Su hija estudia en un koko y su novio es un compañero de clases. Llevan medio año saliendo y el hombre lo conoce porque va a su casa con frecuencia.

El novio -cuenta el padre- es un estudiante muy destacado y un chico educado. Quiere ser médico. Estudia duro. Es huérfano de papá. El hombre dice que el novio de su hija le recuerda a él cuando era joven. Le parece un buen chico y quiere ayudarlo. Pero encontrarlo teniendo relaciones sexuales con su hija…

El padre no sabe qué hacer. “¿Debo contarle a mi hija y a mi esposa lo que vi?”, pregunta.

“El sexo no es vergonzoso y es una parte fundamental de la vida, pero es difícil para los padres hablar sinceramente con sus hijos sobre algo como esto”, contesta la profesora Masami Ohinata a través de Yomiuri.

¿Qué debe hacer el padre? Hablar.

“Usted debe hablar con los dos adolescentes lo antes posible. Sé que su hija y este muchacho son chicos maravillosos, pero su capacidad para tomar decisiones correctas es todavía inmadura”.

La experta le sugiere empezar diciéndoles que espera que ambos cultiven cuidadosamente su relación.

Asimismo, recomienda al padre decirle a la pareja, con calma pero con firmeza, que si bien una chica y su novio pueden tener sexo si están en la misma habitación con la puerta cerrada, es natural que un padre se preocupe por su hija y el futuro de ella y su novio.

Condenarlos por lo que hacen y vigilarlos en demasía puede resultar contraproducente, dice Ohinata. En una escenario así, es probable que se escondan y que lo que hacen en casa lo hagan fuera de ella.

La especialista cree que el hombre debe hacer sentir bienvenido al novio. “Creo que este chico sin padre puede verlo como una posible figura paterna”, concluye. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario