Padres en Japón: hija tiene prohibido ir a un concierto con alguien que conoció en internet

Tienes una hija adolescente que ha ganado boletos para asistir al concierto de una banda. Sin embargo, a nadie de su entorno le gusta el grupo, así que tu hija te dice que ha conocido a alguien en internet y que quiere ir con esa persona al concierto. ¿La dejarías?

El caso, publicado en Yomiuri Shimbun, tiene como protagonista a una menor identificada como T y que reside en la prefectura de Ibaraki. Quien lo ha hecho público no son sus padres, sino ella.

La chica cuenta que sus papás están totalmente en contra de que vaya con esa persona. “No puedes ir con alguien que has conocido en internet”, le dicen. Y si ella se empecina en ir al concierto, sus papás también piensan ir.

La adolescente revela que sus papás le prohibieron usar las redes sociales cuando estaba en secundaria. “Aguanté eso”, escribe. Ahora sí puede usarlas, pero dice que se siente molesta ante la negativa de sus padres de darle permiso para ir al concierto con la persona que conoció online.

La chica dice que es consciente de que puede ser peligroso verse en persona con alguien que solo se conoce en línea. Entiende que sus padres estén preocupados. Pero el concierto se acerca, ella no encuentra con quién ir y está impaciente. La menor busca consejo.

A través de Yomiuri, la escritora Hazuki Saisho le dice a la chica que pensaría lo mismo que sus padres. Si fuera su mamá no le prohibiría asistir al concierto y tomaría uno de estos dos caminos: la llevaría hasta el lugar donde la banda se va a presentar y la esperaría en un café cercano hasta que el espectáculo terminara para retornar juntos a casa, o compraría un boleto para asistir con ella al show.

Saisho le recuerda a la chica que aún es una menor que depende de sus padres para todo. Además, subraya, ella es nueva en el uso de las redes sociales, lo que podría hacerla más vulnerable. Otra cosa: su gran deseo de asistir al concierto podría nublar su capacidad de juicio. Sería más fácil de engañar.

La escritora pregunta: ¿Sabes quién es realmente la persona con la que quieres ir al concierto? ¿Conoces con absoluta certeza su nombre, sexo o edad? ¿Puedes decir con seguridad que una mala persona nunca fingiría ser una fan para engañarte?

“Si algo te pasara, tus padres nunca se lo perdonarían”, dice.

“¿Por qué no aguantas ir con ellos, viéndolo como el precio de tu buena suerte que te ayudó a ganar el boleto?”, sugiere.

Además, no hay muchos padres que estén dispuestos a ir a un concierto con sus hijos por su bien, resalta Saisho. Es bueno tener padres que se preocupen tanto por sus hijos. (International Press)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario