Tribunal Supremo de Japón: cobro de la NHK es constitucional

La Corte Suprema de Justicia de Japón ha dado hoy un fallo histórico al considerar que los propietarios de un aparato de televisión están “legalmente obligados” a pagar la cuota de suscripción a NHK, la cadena pública de televisión, desestimando así que este sistema de tarifas viole la libertad de contrato garantizada por la Constitución del país.


Publicidad

La agencia de noticias Kyodo informó que el fallo, el primero de este tipo en el Tribunal Superior, fue dictado por una demanda presentada por NHK contra un residente de Tokio quien en septiembre de 2011 se negó a aceptar como contrato válido una solicitud de suscripción entregada por la emisora.

La Ley japonesa de Radiodifusión que dice que cualquier persona que tenga un equipo instalado capaz de recibir transmisiones de NHK deberá aceptar un contrato con dicha compañía estatal. Sin embargo, la ley no estipula que el pago de la llamada “tarifa de recepción de emisión” sea una “obligación”, dejando espacio para su interpretación.

NHK es financiada a través de esa tarifa, que tendría que ser pagada por todos los residentes en Japón, independientemente de su nacionalidad y de si se ven o no sus programas. En el caso de los extranjeros, muchos de ellos han eludido la firma del contrato aduciendo que no entienden el idioma y que por lo tanto no sintonizan NHK.

Se estima que alrededor del 20 por ciento de los hogares japoneses, sobretodo en las principales ciudades, no pagan la cuota. No hay penalidad por no pagar la tarifa, que es de aproximadamente 14.000 yenes cuando el pago es anual.

NHK argumentó durante el juicio que considera razonable y constitucional que todos los hogares y negocios con un televisor instalado paguen la tarifa por el rol de la compañía como emisora pública y que el contrato debe darse por aceptado una vez entregado el formulario de suscripción y empezar el cobro sin esperar su consentimiento de la persona interesada. (International Press)


Publicidad
Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario