Japón compensa a familia de mujer que murió tras trabajar 91 días seguidos

Ministerio de Salud de Japón.

Tomomi Saito tenía 50 años cuando falleció en 2015 en la prefectura de Yamaguchi. La mujer trabajó 91 días seguidos sin descanso, y en seis meses solo descansó cuatro días.


Las autoridades de Yamaguchi reconocieron que la mujer murió por exceso de trabajo, motivo por el cual su familia tiene derecho a recibir una compensación económica, informó Asahi Shimbun.

En el mes anterior a su muerte, Saito realizó un total de 70 horas y once minutos de zangyo. Durante el periodo de dos a seis meses antes de su fallecimiento, la mujer trabajó entre 71 y 77 horas extra mensuales.

Aunque Saito hizo durante dicho periodo menos de 80 horas extra al mes, tope a partir del cual el gobierno de Japón reconoce un caso de karoshi (muerte por exceso de trabajo), en el de ella se consideró que casi no tuvo días de descanso.

El abogado de la familia explicó que el hecho de que Saito trabajara tantos días seguidos contribuyó a su repentina muerte por insuficiencia cardiaca.

Saito estaba a cargo de la entrega de bentos de una empresa de Yamaguchi.

La mujer trabajó sin un solo día de descanso entre el 14 de agosto y el 12 de noviembre de 2015. Murió ese mismo mes en su casa. (International Press)

 



Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

J POP
Cine
Cultura
Cine
Conciertos

PRODUCTOS

Productos de Japón
Productos de Japón
Novedades de Japón

Turismo en Japón

LECTOR