Japón propondrá ambicioso plan de cooperación económica para convencer a Trump

Podría generar 700.000 puestos de trabajo


Shinzo Abe (foto gobierno de Japón)

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, tiene previsto proponer al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, un plan bilateral de cooperación económica que incluye la creación de un mercado de 450.000 millones de dólares de inversiones en infraestructura en EEUU para generar 700.000 empleos, reveló Yomiuri Shimbun.


Publicidad

Los gobernantes de ambos países se reunirán el 10 de febrero en Washington.

Tras las recientes críticas de Trump a Japón (prácticas comerciales injustas, devaluación de la moneda), Abe buscará enfatizar que la cooperación bilateral beneficiará a la economía estadounidense.

El plan abarca cinco campos:

Desarrollo de la infraestructura más avanzada del mundo en Estados Unidos.

Aprovechar la demanda de infraestructura en todo el mundo.

Investigación y desarrollo de robots e inteligencia artificial.

Colaboración en nuevas áreas como el ciberespacio y el espacio.

Cooperación en empleo y defensa.

El desarrollo de infraestructura en EEUU incluye proyectos ferroviarios de alta velocidad en el noreste del país, Texas y California, a los que Japón prestaría cooperación técnica y proporcionaría préstamos a bajo interés. Además, el país asiático ayudaría a reemplazar hasta 3.000 vagones de tren actualmente en uso con nuevos modelos en los próximos diez años.

En investigación y desarrollo, el plan propone una cooperación entre Japón, potencia en tecnología robótica, y Estados Unidos, líder en inteligencia artificial.

Japón y Estados Unidos desarrollarían robots para inspeccionar infraestructura envejecida, desmantelar centrales nucleares y realizar diagnósticos y cirugías médicas.

Asimismo, se aliarían para desarrollar automóviles, aviones y barcos autónomos.

Con China en mente, el plan propone reforzar la aplicación de normas comerciales para hacer frente a la sobreoferta de acero, aluminio y otros metales, así como a la adquisición ilegal de propiedad intelectual.

Para que las compañías de ambos países operen en condiciones justas, Tokio y Washington trabajarían en la creación de normas comunes relacionadas con el comercio electrónico, la contratación pública, la mano de obra y otros asuntos.

¿Convencerá el ambicioso plan a Trump? Dar una respuesta puede resultar tan azaroso como lanzar una moneda al aire. Lo sabremos después del 10 de febrero. (International Press)

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario