Hikikomori de mediana edad necesitan ayuda con urgencia

El problema se agrava a medida que envejecen

Un estudio realizado por el gobierno de Japón en septiembre pasado halló que unas 540.000 personas viven en el país como hikikomori, es decir gente que se recluye en su casa, apartándose totalmente de la vida en sociedad.


Publicidad

Casi el 35 % vive aislada desde hace al menos siete años, más del doble que en 2010.

Cifras preocupantes que, adiverte la agencia Kyodo, no muestran en toda su magnitud el grave problema social, pues la investigación gubernamental solo cubre a hikikomori de 15 a 39 años. Las estadística oficial omite a los de mediana edad.

Un estudio llevado a cabo por una organización privada concluyó que los hikikomori de mediana edad necesitan ayuda con urgencia, pues los problemas que enfrentan se agravan a medida que envejecen.

Mientras mayores se hagan ellos y sus padres (de los que dependen financieramente), más difícil será resolver su problema.

El 62 % de las 150 oficinas de asesoramiento público que participaron en la encuesta han recibido pedidos de ayuda con respecto a hikikomori cuarentones y el 45 % de casos relacionados con cincuentones.

Entre las personas que han pedido ayuda están los desesperados padres de un hombre de 41 años en Gifu que ha vivido recluido la mayor parte de la última década y que en todo 2016 no salió a la calle.

El hombre abandonó el koko en el tercer año. Más tarde acudió a una escuela de formación profesional y consiguió un trabajo en bienes raíces gracias a sus padres. Sin embargo, no duró ni una semana. Renunció.

A partir de ahí fue dando tumbos en la vida. Tuvo varios arubaitos hasta que se encerró. Ahora vive un anexo de la casa de sus padres, que todos los días van a ver cómo está.

El hombre les dijo a sus papás hace poco que ha perdido la esperanza en la vida. Cuando una persona de un grupo de apoyo fue a verlo el año pasado para tratar de ayudarlo, el hikikomori se rehusó a salir del baño.

Expertos en el tema abogan por el establecimiento de lugares en que los hikikomori puedan hablar de sus problemas con personas que han atravesado por la misma situacion y la han superado. Eso podría ayudar. (International Press)

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario