Grandes cifras de Nissan en EEUU tapan debilidad de los mercados emergentes

Foto nissanusa.com

Compañía japonesa mejora donde no lo esperaba


Publicidad

Foto nissanusa.com
Foto nissanusa.com

Nissan Motor está atravesando por una buena situación. Sus números son positivos. Todo parece marchar sobre ruedas. Sin embargo, sus perspectivas en los países emergentes no son auspiciosas, según el diario Nikkei.

Para el año fiscal que termina este mes, Nissan prevé una ganancia neta de 535.000 millones de yenes (4.730 millones de dólares), un 17 % interanual más. Sería su primera cifra récord en diez años.

Para el periodo abril-diciembre, Nissan registró un margen operativo del 7 %, un significativo avance con respecto al 5,9 % reportado en el mismo período de 2014, que lo pone cerca del 8 %, objetivo establecido en un plan de negocios de seis años, llamado “Nissan Power 88”, para el año fiscal 2016. Hace apenas dos años, pocos creían que Nissan pudiera lograr su objetivo.

Retrocedamos un poco en el tiempo.

En noviembre de 2013, Nissan se vio obligado a recortar en 1.200 millones de yenes (10,62 millones de dólares) sus previsiones de beneficio operativo para dicho año fiscal. Fue el segundo año consecutivo en que rebajaba su objetivo anual.

Las pobres cifras le costaron el puesto a Toshiyuki Shiga, jefe operativo de la compañía. El presidente de Nissan, Carlos Ghosn, sin embargo, apostó por la construcción y ampliación de nueve plantas, principalmente en mercados emergentes como el de Brasil.

El margen operativo de Nissan para el año fiscal 2013 fue poco más del 5 %, el peor entre los siete más grandes fabricantes de automóviles de Japón.

Pese a ello y a las nebulosas perspectivas de las economías emergentes Ghosn insistía en que Nissan cosecharía frutos en los últimos tres años de su plan de mediano plazo. A su juicio, los mercados emergentes no eran una preocupación a largo plazo, puesto que los asuntos de oferta y demanda se resolverían tarde o temprano.

Nissan está llegando a la recta final de su plan “Power 88” con cifras muy buenas. Sin embargo, no gracias a los mercados emergentes como se preveía, sino a América del Norte, subraya Nikkei.

El rendimiento de Nissan en el mercado norteamericano supera largamente sus expectativas. En EE. UU., donde las ventas de coches nuevos alcanzaron un récord de 17,47 millones de unidades el año pasado, la demanda de los SUV es muy alta.

En cambio, en los mercados emergentes la situación no invita precisamente al optimismo. El panorama en Brasil es sombrío. Las preocupaciones sobre la desaceleración de la economía de China persisten y la situación en Rusia se está deteriorando.

Ahora bien, ¿y si las ventas de Nissan en Estados Unidos comienzan a caer? La debilidad de los mercados emergentes se hará más patente, actualmente enmascarada por las excelentes cifras reportadas en países como el norteamericano. (International Press)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario