Banco de Japón espera que la economía del país continúe recuperándose

Banco de Japón

Consumo privado se mantiene sólido, asegura

Banco de Japón

El Banco de Japón (BOJ) mantuvo hoy intacta su agresiva estrategia de flexibilización monetaria y su evaluación de la economía del país, la cual «se recupera moderadamente», en el objetivo de revitalizar las finanzas del país y acabar con la deflación.

En el documento publicado tras la reunión mensual de dos días de su junta de política monetaria, la entidad emisora acordó por unanimidad mantener la compra masiva de deuda pública y activos de riesgo, iniciada el pasado mes de abril, con el reto de alcanzar un 2 por ciento de inflación en un periodo aproximado de dos años.

En este sentido, el BOJ continuará llevando a cabo «operaciones para incrementar la base monetaria a un ritmo anual de entre 60 y 70 billones de yenes (entre 453.072 y 528.584 millones de euros)».

En cuanto al escenario financiero, el emisor advirtió de que «las economías extranjeras en su conjunto se están encaminando hacia la recuperación», a pesar de que no descarta que ésta pueda perder algo de fuelle.

En este sentido, la junta reiteró que se mantiene «un alto grado de incertidumbre» sobre los riesgos que afectan a la economía nipona, motivados principalmente por la crisis de deuda en Europa, el ritmo de recuperación en EEUU y la situación en las economías emergentes.

No obstante, reafirmó que espera que Japón «mantenga la recuperación moderada», asentada en la mejora de las exportaciones y la inversión de capital privado, «en línea con la mejora de los resultados empresariales».

Además, «el consumo privado ha mantenido su solidez» y apuntó a algunas mejoras «observadas en el empleo y el estado de los salarios».

Mientras, la inversión pública «ha continuado incrementándose», al igual que la inversión inmobiliaria, lo que permite decir que «la confianza de las empresa continúa mejorando», señaló el emisor en el comunicado.

En cuanto a su objetivo inflacionario, el BOJ remarcó que el actual dato del IPC, que se encuentra en la franja de entre el 0,5 y el 0,8 por ciento, denota que «las expectativas de inflación parecen incrementarse en su conjunto».

En este sentido, el emisor nipón avisó de que «mantendrá la flexibilización monetaria cuantitativa y cualitativa» en su objetivo inflacionario durante «el tiempo que sea necesario», al tiempo que «examinará los riesgos» para la actividad económica y los precios, para poder «hacer ajustes en el caso de que sea necesario». (EFE)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35.883 suscriptores


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio