Japón y Corea del Norte celebran su primera reunión oficial en cuatro años

Tokio espera repatriar restos de japoneses muertos en territorio norcoreano durante la II Guerra Mundial


Publicidad

Japón y Corea del Norte celebraron el miércoles su primera reunión intergubernamental desde 2008, dirigida a estudiar la repatriación de los restos de ciudadanos japoneses muertos en territorio norcoreano durante la II Guerra Mundial.

Representantes de los Ministerios de Exteriores de ambos países mantuvieron una reunión de trabajo en Pekín, que previsiblemente será seguida de otra el jueves, informó la agencia nipona Kyodo.

Se trata del primer cara a cara oficial bilateral desde 2008, y ha sido definido por Japón como una “consulta preliminar” encaminada a allanar el terreno a conversaciones más amplias con el régimen comunista norcoreano, con el que Tokio no mantiene relaciones diplomáticas.

Los anteriores contactos bilaterales oficiales entre ambos países se remontan a agosto de 2008, pero entonces quedaron cancelados por el desacuerdo sobre un contencioso que ambos mantienen sobre los secuestros de japoneses en las décadas de 1970 y 1980.

Japón sostiene que, durante ese periodo, al menos 17 nipones fueron secuestrados por Corea del Norte para que dieran lecciones de cultura e idioma en sus programas de adiestramiento de espías.

La ruptura de las conversaciones hace cuatro años se produjo después de que Tokio solicitara a Corea del Norte investigar el caso de esos secuestrados, de los que tan solo cinco regresaron a su país de origen en 2002, mientras que Pyongyang lo considera un caso cerrado.

El encuentro del miércoles fue el primero que Corea del Norte celebra con Japón bajo el mandato del joven Kim Jong-un, que llegó al poder el pasado diciembre tras la muerte de su padre, Kim Jong-il.

Según informaciones publicadas por medios nipones, representantes de ambos países mantuvieron una reunión el pasado enero en el noreste de China para hablar del contencioso de los secuestros, pero sin carácter oficial.

El encuentro tuvo lugar además después de que el pasado 10 de agosto miembros de la Cruz Roja japonesa y norcoreana se reunieran en China e instaran a ambos gobiernos a reanudar las conversaciones para poder repatriar los cadáveres de los japoneses muertos en la II Guerra Mundial.

El Gobierno de Japón calcula que unos 34.600 nipones murieron por hambre o enfermedades hacia el final de la II Guerra Mundial en lo que hoy es territorio norcoreano, y los restos de unos 21.600 todavía permanecen allí. (EFE)

Publicidad


Publicidad