“¿Qué diablos me dieron?”: japonesa engañada por médico que le hizo creer que la había vacunado

El médico arrestado (NHK)

 

Cuando Takenori Funaki, director de una clínica en Tokio, fue arrestado por la policía, una sexagenaria que reside en la capital japonesa se sorprendió. Y se preocupó.

En julio del año pasado, la mujer fue dos veces a la clínica de Funaki para recibir dosis de una vacuna contra el coronavirus.

Funaki, un médico de 51 años, engañó a varias personas a quienes hizo creer que las estaba inmunizando contra el virus y expidió certificados de vacunación falsos.

El hombre recibió comisiones por parte de un municipio por aplicar las vacunas, que en realidad eran soluciones salinas, según su confesión.

La sexagenaria que vive en Tokio declara a Mainichi Shimbun que quiere saber exactamente qué le suministró Funaki.

“Quiero saber la verdad. Yo confiaba en el médico, pero ahora tengo miedo”, dice.

“¿Qué diablos me dieron?”, se pregunta.

Si a una persona se le inyecta una solución salina, explica Mainichi, “el cuerpo humano no sufrirá casi ningún daño”.

Si la mujer recibió la solución salina, entonces resultaría ilesa.

Meses después de ir a la clínica de Funaki, la japonesa descubrió gracias a una revisión que casi no tenía anticuerpos contra el coronavirus.

Pensó que quizá no era propensa a desarrollar anticuerpos, pero después, por recomendación de un municipio, decidió vacunarse en otra institución médica. Sus niveles de anticuerpos subieron significativamente. (International Press)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 36.398 suscriptores


Descarga el App de Súper Tokio Radio