Muerte de extranjera en Japón: protestan contra fiscalía por no acusar a funcionarios de inmigración

Ratnayake Liyanage Wishma Sandamali.

 

La familia de la mujer de Sri Lanka que murió en un centro de detención en Japón en marzo de 2021 no está satisfecha con la decisión de la fiscalía de Nagoya de retirar los cargos contra los funcionarios de inmigración implicados en el caso.

Por ello, las hermanas de Ratnayake Liyanage Wishma Sandamali presentarán el 8 de agosto una solicitud para que el Comité de Investigación de Procesamiento, un panel judicial, evalúe la decisión de la fiscalía, informó Kyodo.

Los deudos considera que los funcionarios de inmigración son penalmente responsables de la muerte de Wishma.

La mujer de 33 años murió después de quejarse ante los trabajadores del centro en Nagoya donde estaba recluida de dolores de estómago y vómitos durante más de un mes.

Su familia sostiene que Wishma no recibió atención médica ni alimentación adecuadas.

A los funcionarios de inmigración no les importaba si moría, según sus parientes, que los denunciaron penalmente en noviembre pasado.

Sin embargo, la fiscalía de Nagoya arguye, después de una «investigación exhaustiva», que no se ha podido establecer una relación causal entre el trato que recibió Wishma en el centro de detención y su muerte.

Tampoco se ha podido determinar la causa de su fallecimiento.

Tras las conclusiones de la investigación, la fiscalía decidió retirar los cargos contra 13 funcionarios del centro de inmigración, entre ellos el director y subdirector del establecimiento.

Wishma estuvo detenida en el centro de Nagoya desde agosto de 2020 por permanecer en Japón de manera ilegal. (International Press)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35.896 suscriptores


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio