KDDI: En Miyagi seis personas no pudieron llamar al 119 de emergencias

La caída del sistema de comunicación de la telefónica KDDI desde la madrugada del sábado ha influido en la vida de las personas hasta el punto de ponerla en riesgo, tal como describen los seis casos presentados en la prefectura de Miyagi donde no funcionó el número 119 de emergencias.

Dos situaciones fueron reportadas por las autoridades de la ciudad de Sendai, una de ellas ocurrida alrededor de las 13.00 horas del sábado, en el distrito de Miyagino, cuando un hombre de 20 años enfermó de un momento a otro y no pudo pedir ayuda al marcar el 119 desde su teléfono móvil. Tuvo que ir por sus propios medios hasta una unidad de bomberos para ser trasladado de emergencia al hospital.

El la ciudad portuaria de Natori ocurrieron cuatro casos relacionados al uso del 119. Cerca de las 15.30 horas del sábado, un adolescente resultó herido en un accidente de tránsito y un rescatista que trató de avisar a su familia sobre su condición no pudo comunicarse por teléfono porque la línea del smarphone no funcionaba.

En la mañana de hoy lunes las llamadas telefónicas desde líneas operadas por KKDI seguían siendo complicadas aunque la comunicación entre un celular y teléfono fijo estaba siendo posible en varias partes del país. Sin embargo, empresas y usuarios en general demandaron la inmediata recuperación del sistema.

La mayor preocupación está en las instituciones médicas porque un prolongado fallo de las comunicaciones puede resultar fatal. Algunos centros de salud se apresuraron a informar a las entidades afiliadas que debían usar líneas alternativas como NTT DoCoMo.

Un problema especial se ha presentado con los pacientes que sufren neumonía y están recibiendo atención domiciliaria. Su estado puede alterarse en cualquier momento y tienen que recibir inmediato tratamiento con suero intravenoso. Una enfermera contó a la prensa local que tuvo que dar su número de teléfono privado, que no es de KDDI, para recibir los avisos de emergencia.

En la ciudad de Fukuchiyama, en Kioto, que fue afectada por fuertes lluvias durante la tarde de ayer domingo, se abrieron siete centros de evacuación. El municipio dijo que el mensaje de aviso a algunos de los ciudadanos no llegó porque estaban usando el teléfono móvil de KDDI.

No obstante, estas personas fueron contactadas desde el teléfono fijo del centro de evacuación y no hubo mayor confusión. Aún así, la autoridad advirtió que «que estamos en la temporada en que ocurren desastres naturales. Pedimos que los trabajos de restauración de las comunicaciones avance con velocidad». (NI/RI/)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35.861 suscriptores


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio