Acoso racial en universidades en Kioto: falta de reglas para combatirlo

Universidad de Ritsumeikan (AngloFrench91)

 

Un asociación con sede en Kioto realizó un sondeo a universidades de la prefectura para averiguar la realidad del acoso racial en los centros de estudios.

De las 19 que respondieron, solo una, la Universidad de Ritsumeikan, tiene reglamentos y pautas claros sobre el acoso racial, revela Mainichi Shimbun.

La mencionada universidad califica como acoso racial el discurso y comportamiento discriminatorio injusto de un profesor durante una clase contra un país, raza o etnia específicos, usar insultos raciales, obligar a estudiantes de origen extranjero a actuar de acuerdo con estándares japoneses ignorando su cultura, etc.

El resto de universidades dijo que no estaba al tanto de casos de acoso racial en sus instalaciones, mientras que otras indicaron que no podían revelar información.

Algunos casos de acoso racial detectados:

  • Un profesor lanzó repetidamente comentarios insultantes contra Corea del Sur durante una clase.
  • Un estudiante le dijo una vez a un profesor de origen coreano que odia a los surcoreanos.
  • A un estudiante coreano le dijeron: “muere”.

El acoso racial no es nuevo.

Un mujer de origen coreano que reside en Kioto relató a Mainichi que durante una clase de comprensión multicultural en una universidad privada, hace ocho años, con alrededor de 170 estudiantes, el profesor le pidió que hablara sobre los coreanos residentes en Japón.

En la clase de la semana siguiente, el profesor leyó en voz alta comentarios discriminatorios escritos por alumnos. Por ejemplo:

  • “Si tienes alguna queja, simplemente vete a casa”.
  • “No hay razón para que estés en Japón”.

Fue tal impacto que más tarde la mujer sufrió palpitaciones cardíacas y dolores de cabeza.

El profesor solo empeoró las cosas. Cuando ella protestó, el docente le dijo: “Si tienes una opinión, solo levanta la mano y dila en clase”.

La estudiante se alejó de la universidad.

Con respecto a este caso, Ryuta Itagaki, profesor de historia social coreana moderna en la Universidad de Doshisha y copresidente de la asociación que realizó el estudio, dijo que el profesor de la mujer debió haber criticado los comentarios discriminatorios.

Itagaki exhortó a los gobierno de la prefectura de Kioto y la ciudad de Kioto que promuevan medidas efectivas contra los discurso de odio.

Además, al no existir una base legal clara para que las universidades tomen medidas contra el acoso racial en Japón, cada universidad debe definirlo en sus reglamentos, según el académico. (International Press)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35.861 suscriptores


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio