En su Día Nacional Taiwán responde a China: «Somos un país independiente…»

Tsai Ing-wen (Gov.tw)

Taiwán no cederá a la presión de Pekín y defenderá su forma de vida democrática, afirmó hoy la presienta Tsai Ing-wen durante su discurso de conmemoración por el Día Nacional del país.

“Continuaremos reforzando nuestra defensa nacional y demostrando nuestra determinación de defendernos para asegurarnos de que nadie pueda obligar a Taiwán a tomar el camino que China nos ha trazado.”, dijo Tsai, un día después de que el líder chino Xi Jinping reafirmara su objetivo de reunificar Taiwán. «China no ofrece ni una forma de vida libre y democrática para Taiwán, ni soberanía para nuestros 23 millones de habitantes», añadió.

“Esperamos una relajación de las relaciones (con Pekín) y no actuaremos precipitadamente, pero no debería haber absolutamente ninguna ilusión (en China) de que los taiwaneses cedamos ante la presión”, manifestó.

En otro punto de su discurso, Tsai resaltó que durante los últimos 72 años, Taiwán ha pasado «de la pobreza a la prosperidad, del autoritarismo a la democracia y de la uniformidad a la diversidad. Lento pero seguro, reconstruimos la República de China (Taiwán) en lo que es hoy».

El país celebra su Día Nacional cuando las tensiones en el Estrecho de Taiwán están en su punto más alto luego de que China incursionara en los cuatro primeros días de este mes con unos 150 aviones de guerra en la zona de identificación de defensa aérea (ADIZ) de Taiwán.

Horas antes del discurso de de Tsai, el vocero de gobierno Xavier Chang, respondió al mensaje del día anterior de Xi Jinping diciendo: “Taiwán es un país soberano e independiente, y no parte de la República Popular China».

Chang encaró a China recordando que la Revolución de 1911 fue el establecimiento de “una república democrática y no de una dictadura». Acerca de la reunificación que reclama Xi, señaló que la situación actual en Hong Kong demuestra que Pekín ha abandonado su «promesa de libertad y de democracia» en el territorio autónomo honkonés durante 50 años como se había establecido.

“Hong Kong es una prueba de que ‘un país, dos sistemas’ no es factible”, afirmó Chang.

Desde que China tomó el control de Hong Kong persiguió a los activistas pro-democracia, provocó el cierre de periódicos independientes y desvió a ese territorio del camino de reforma y apertura en que se encontraba. (AG)

SUSCRÍBASE GRATIS! A INTERNATIONAL PRESS

Registre su correo electrónico para suscribirse y reciba diariamente el Adelanto Informativo de Japón. Exclusivo para lectores registrados.


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio


Te recomendamos

Blogs de Japón
Anime y manga
JAPÓNICA
JAPÓNICA
Cine

PRODUCTOS

Novedades de Japón
Alimentos y Bebidas de Japón
Alimentos y Bebidas de Japón

Turismo en Japón

LECTOR

Deja tu comentario