China celebrará durante un mes actividades antijaponesas

Museo de la Guerra Antijaponesa en China

 


Chinos recuerdan triunfo bélico sobre japoneses en 1945

Museo de la Guerra Antijaponesa en China
Museo de la Guerra Antijaponesa en China

China inició hoy las conmemoraciones por su victoria contra Japón en 1945, en la llamada guerra sino-japonesa, con un acto en Pekín al que asistieron los siete máximos líderes del país asiático y que se celebra en medio del actual clima de tensión con Tokio por sus desavenencias territoriales e históricas.

Ésta es la primera vez que se celebra este día como “El Día de la Victoria”, designado así por el Ejecutivo chino a principios de este año, y que marca el inicio de un mes de actos de conmemoración de la guerra antijaponesa como el 83 aniversario del incidente de Mukden -el pretexto para la invasión japonesa de China en 1931-, el próximo día 18, y el recién establecido día de los Mártires, el 30.

Los actos comenzaron hoy en el Museo Nacional de la Guerra Antijaponesa, situado a unos 15 kilómetros del centro de la capital, donde el presidente chino, Xi Jinping, junto al primer ministro, Li Keqiang, y el resto de los siete hombres más poderosos del régimen colocaron una ofrenda a los mártires del conflicto y guardaron silencio durante alrededor de un minuto.

No se hizo ninguna declaración durante el acto, que concluyó con el himno nacional y la liberación de 3.000 palomas, además de con la entrega de otras ofrendas por parte de un equipo de catorce soldados.

El espíritu nacionalista de este acto fue ensalzado por la televisión nacional CCTV que, además de emitir en directo este evento, tiene programados desde hoy y para todo el mes distintos documentales sobre la guerra antijaponesa.

El resto de medios afines al Ejecutivo llevan tiempo publicando artículos en esta línea y hoy también continuaron con esa tendencia, como ejemplifica el editorial que publica hoy el diario oficial Global Times, titulado “Tokio perdió la guerra y debe aceptarlo”.

“La guerra de resistencia es inolvidable para China y el pueblo chino, no sólo porque fue una guerra brutal que se llevó por delante millones de vidas (…) También es memorable porque Japón, el agresor, ha continuado realizando acciones provocativas contra China”, indica el texto.

Según el editorial, Tokio “se ha negado a ver la verdadera victoria de China” y “sólo respeta a países que le han golpeado seriamente alguna vez o que tienen mayor capacidad estratégica”, en referencia a EE.UU.

“Lo que se necesita es un Japón racional, que se comporte y que deje de comportarse como un peón de EE.UU. para sabotear los intereses de China”, sentencia el editorial.

Las diferencias históricas y territoriales entre ambos países siempre han existido, pero volvieron a resurgir recientemente por el conflicto de las islas Diaoyu/Senkaku, un archipiélago bajo el que se cree que existen recursos naturales y que Tokio y Pekín reclaman. (EFE)

 



Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

J POP
Cine
Cultura
Cine
Conciertos

PRODUCTOS

Productos de Japón
Productos de Japón
Novedades de Japón

Turismo en Japón