La vacuna para los ilegales en Japón en manos de los municipios.. los requisitos

La información será compartida con la Agencia de Inmigración

TV Asahi

Los gobiernos municipales de Japón han asumido la vacunación de los extranjeros ilegales exigiendo pruebas de residencia mínima de tres meses en la ciudad con la presentación de facturas de la luz, agua o el recibo de alquiler de la vivienda y hasta una carta recibida en la dirección declarada.

En un principio, el gobierno central emitió una solicitud a los gobiernos locales para vacunar solo a los extranjeros que posea el karihomen, la libertad condicional emitida por Inmigración, que comenzó a aplicarse el 14 de junio.

ARTÍCULO RELACIONADO: Japón no tiene protocolo para vacunar a 82.000 extranjeros ilegales contra el COVID

Entonces qué disposición justifica la vacunación de los ilegales. La medida no se hizo pública hasta que se divulgó la publicación titulada: «Cómo obtener el cupón de la vacuna sin tener el registro de residente en Japón» . (住民登録がない方のクーポン申請方法)

Entre julio y agosto de este año gobiernos como Yokohama y Nagoya hicieron público en sus páginas electrónicas en japonés esta disposición que señala que podrán vacunarse aquellos extranjeros con visas de corta duración, que por algún motivo extendieron su estancia en Japón, pero que no tenían registro de residencia en el país. En esa disposición se incluyó a los nacionales japoneses que estaban temporalmente en el país, pero que sus direcciones de vivienda estaban en el extranjero.

Los mismos requisitos para estos casos están siendo utilizados para que los extranjeros sin visa soliciten el cupón de vacunación.

LA VACUNACIÓN ES ASUNTO DE LOS MUNICIPIOS

Entre tanto, fuentes del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar Social se remitieron a repetir que la vacunación de los ilegales solo procedía para los portadores del karihomen, mientras que la Agencia de Inmigración dijo que la inmunización era asunto de los gobiernos locales.

“Los casos de vacuna tienen que ser consultados por los interesados en los municipios”, declaró Inmigración sobre la vacunación de los ilegales.

Luego, los municipios de Ota y Oizumi en Gunma, Tsuchiura en Ibaraki, y Nagoya en Aichi, confirmaron que habían establecido criterios para confirmar la residencia en la ciudad de las personas sin visa. Fuentes del Consulado General del Perú en Nagoya señalaron también que Kobe y algunos distritos de Hyogo habían procedido a vacunar a los indocumentados bajo las mismas premisas.

REQUISITOS PARA LA VACUNACIÓN DE OVERSTAY

En general, los requisitos para la vacunación de ilegales fueron explicados por algunas ciudades consultadas, que al parecer se emplean en la mayoría de localidades:

Ota: Residencia mínima de tres meses, demostrar que vive en la localidad con algún recibo de servicios públicos. Si no tuviera nada a su nombre tiene que presentar, por ejemplo, el documento de la persona con quien vive.

Tsuchiura: Demostrar residencia en la ciudad con recibos de servicios públicos, además del pasaporte incluso vencido.

Oizumi-machi: Residencia mínima de tres meses, recibo de servicios públicos y pasaporte, aunque esté vencido y que muestre el sello de la visa vencida. La aprobación de la vacuna será caso por caso.

Nagoya: Enviar por correo la solicitud del cupón de vacuna, adjuntando un formulario que está en la página web, copia de documento de identidad, recibo de servicios públicos.

No todos los municipios han establecido criterios de vacunación para indocumentados, incluso en la misma ciudad. En Gunma, la ciudad de Isesaki-shi afirmó que no vacuna a ilegales, aunque el distrito de Oizumi-machi bajo su jurisdicción dijo que estaba recibiendo solicitudes de extranjeros sin visa.

ENTREGARÁN INFORMACIÓN A INMIGRACIÓN

En todos los casos, los municipios reconocieron que la información recibida de los solicitantes será compartida con la Agencia de Inmigración. “Las vacunas son subvencionadas gracias al impuesto de los residentes y por eso es necesario reportar los datos de los solicitantes a las autoridades correspondientes. En este caso Inmigración”, dijo un funcionario del Centro de Salud de Ota.

En Tsuchiura, el municipio explicó que “las personas sin visa que soliciten la vacuna tienen que ser conscientes que los datos se reportan a inmigración”.

En Nagoya, un funcionario del Departamento de Control de Enfermedades Infecciosas declaró que “nosotros no llamamos a Inmigración, pero que es posible que después de la vacunación reciban una solicitud para que regularicen sus documentos”.

«REDADAS… SERÍA VERGONZOSO»

Ante el temor de que la Oficina de Inmigración utilice la información declarada en la solicitud de la vacuna para organizar redadas y detenciones, el Consulado General del Perú en Nagoya dijo que actuaría como corresponde en defensa de sus nacionales indocumentados si cualquier autoridad japonesa “hace abuso” de los datos obtenidos.

Un inmigrante ilegal consultado sobre el registro de datos para ser inmunizado dijo: “entiendo que debo registrar mi dirección para que me envíen el cupón de vacunación y por si ocurre una complicación con la vacuna, pero sería vergonzoso que Inmigración se aproveche de un acto humanitario para tomar ventaja”. (RI/MI)

SUSCRÍBASE GRATIS! A INTERNATIONAL PRESS

Registre su correo electrónico para suscribirse y reciba diariamente el Adelanto Informativo de Japón. Exclusivo para lectores registrados.


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio


Te recomendamos

Blogs de Japón
Anime y manga
JAPÓNICA
JAPÓNICA
Cine

PRODUCTOS

Novedades de Japón
Alimentos y Bebidas de Japón
Alimentos y Bebidas de Japón

Turismo en Japón

LECTOR

Deja tu comentario