Más de 40 % de bares en Tokio ignoran pedido del gobierno para cerrar temprano

TV Asahi

Tokio está bajo estado de emergencia para contener la propagación del coronavirus. Una de las medidas para combatirla es el recorte de los horarios de atención de los bares (hasta las 8 de la noche) para minimizar el movimiento de personas.

Sin embargo, más del 40 % de estos establecimientos en el centro de Tokio abren más allá de la hora señalada, desafiando la solicitud del gobierno metropolitano de la capital japonesa, según una investigación de Mainichi Shimbun.

Entre el 2 y el 5 de agosto, Mainichi detectó que de 500 bares no afiliados a las principales cadenas y ubicados cerca de las estaciones de Shinjuku, Shibuya, Ikebukuro, Ueno y Kanda, 212 estaban abiertos después de las 8 p. m.

Golpeados por la crisis generada por el virus, los bares ignoran la petición del gobierno de Tokio.

Las autoridades otorgan subsidios a los negocios que cierran a las 8, pero los montos son insuficientes. El dueño de un local en Shinjuku declaró a Mainichi que los costos de alquiler y personal son elevados en las áreas de ocio nocturno en el centro de Tokio, imposibles de cubrir con la ayuda pública.

No solo la necesidad de ingresos impulsa a los negocios a ignorar la solicitud de las autoridades. El propietario de un establecimiento en Shibuya que no abría después de las 8, decidió hacerlo tras enterarse de que el ministro de Japón a cargo de la gestión de la pandemia, Yasutoshi Nishimura, había pedido a las instituciones financieras y distribuidores de alcohol que presionaran a sus clientes, dueños de restaurantes y bares, para que dejaran de vender alcohol.

Si bien Nishimura reculó ante las críticas recibidas, el dueño del bar en Shibuya, indignado por la conducta del ministro, decidió no hacerle caso a autoridades que “no comprenden los sentimientos de la gente».

Además de la vulnerabilidad de los negocios, hay cansancio por parte de los ciudadanos con respecto a las medidas de restricción. Entrevistado por Mainichi, un estudiante universitario de 21 años, cliente de un bar cerca de la estación de Ikebukuro, preguntó: «¿Es tan malo salir a tomar una copa?». (International Press)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 36.399 suscriptores


Descarga el App de Súper Tokio Radio


LECTOR