Vietnamita en Japón: “Tenía miedo de que si me quedaba embarazada me despedirían”

Bebé (foto Luma Pimentel)



Este mes, una vietnamita de 21 años que trabajaba en una granja de mandarinas en la prefectura de Kumamoto fue arrestada por abandonar a los gemelos que dio a luz el 15 de noviembre.

La joven colocó los cuerpos en una caja de cartón y la dejó en un estante de su vivienda. Al parecer los bebés nacieron muertos.

El abogado de la trabajadora vietnamita, Nobuo Matsuno, relata a Mainichi que su clienta comenzó a sentir dolor en el estómago en la mañana del 14 de noviembre. Sin embargo, continuó trabajando.

Su situación empeoró en la tarde, le subió la fiebre y no pudo dormir esa noche. La joven dio a luz a mellizos entre 8 a. m. y 9 a. m. del 15 de noviembre.

La vietnamita, que formaba parte del programa de aprendices técnicos que emplea a jóvenes extranjeros para que se capaciten laboralmente en Japón, fue llevada a un hospital al día siguiente por la agencia que la reclutó y sus empleadores. Ahí se descubrió que había dado a luz.

La joven había ocultado su embarazo por temor a perder su trabajo.

“Tenía miedo de que si me quedaba embarazada o daba a luz, me despedirían o me enviarían de regreso a casa (Vietnam). Quería seguir trabajando para poder seguir enviando dinero a mi familia”, le dijo a su abogado.

La mujer arribó a Japón en agosto de 2018. Ganaba alrededor de 150.000 yenes (1.448 dólares) al mes, de los cuales enviaba entre 120.000 y 130.000 yenes (1.158 / 1.255 dólares) a su familia en Vietnam. Su plan era trabajar en Japón hasta agosto de 2021.

Los vecinos del pueblo donde residía la recuerdan como una persona trabajadora. Una japonesa que dirige un mercado dice que compraba muchos brotes de soja, seguramente para no gastar mucho, pues son baratos. La mujer no se dio cuenta de que la vietnamita estaba embarazada. Llevaba una polera que disimulaba su estado.

La ley de igualdad de empleo en Japón, que también rige para los aprendices, impide que un empleador despida a una mujer por quedar embarazada o dar a luz, algo que no sabía la vietnamita.

El caso de la vietnamita no es aislado. En enero de 2019, una joven china dio a luz a un bebé en su vivienda en la prefectura de Kanagawa y lo abandonó por temor a que en el trabajo la descubrieran y la obligaran a regresar a China. La mujer fue arrestada.

En abril de 2020, una joven vietnamita fue arrestada después de que se encontró un feto en un fosa séptica en la prefectura de Okayama. La mujer dijo a la policía que abortó porque cuando eres aprendiz y te quedas embarazada, te envían de regreso a tu país.

No todos los casos tienen un desenlace trágico. Hace unos cuatro años, el sindicato Kitakyushu ayudó a una aprendiz vietnamita embarazada que trabajaba en una fábrica en la prefectura de Oita.

El sindicato negoció con la agencia japonesa que la reclutó y con sus empleadores, y consiguió que la deuda que contrajo en Vietnam (para poder viajar a Japón) se eliminara, fuera transferida a un trabajo menos pesado y pudiera regresar a Vietnam para dar a luz. (International Press)

SUSCRÍBASE A INTERNATIONAL PRESS GRATIS!

Registre su correo electrónico para suscribirse y reciba diariamente las últimas noticias de Japón y servicio exclusivo de Último Minuto.




Publicidad

Publicidad





Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

Agenda Cultural
JAPÓNICA
Cine
JAPÓNICA
JAPÓNICA

PRODUCTOS

Alimentos y Bebidas de Japón
Novedades
Novedades

Turismo en Japón

LECTOR