Beto Akatsuka: 8 de diciembre, mis recuerdos de la alegría a la tristeza

Alianza Lima, Pucallpa 1987


Hoy 8 de diciembre, es una fecha que me trae muchos sentimientos encontrados, ya que en esta fecha de la Virgen de la Inmaculada Concepción y ocurrieron algunos acontecimientos que me pueden sacar tanto una sonrisa como una lágrima. Empecemos con el primer acontecimiento que recuerdo.

Me tengo que remontar a 1975, o sea ¡¡ufff!! a cuando tenía apenas 9 años. En esa ocasión hice mi primera comunión, alegría total. Fue mi primer acto religioso o el sacramento que recibí con pleno uso de mis facultades, ya que primero fue el bautizo y de ese día ni me acuerdo.

Luego, muchos años después, justo culminando el colegio, al año siguiente en 1983, también fue una fecha con un sinnúmero de emociones: alegría, miedo, nerviosismo, responsabilidad. Fue mi debut en el fútbol profesional peruano con tan solo 17 años, imagínense ustedes. Ocurrió también un 8 de diciembre, en la primera fecha de la liguilla por el título del Campeonato Descentralizado con Sporting Cristal, Universitario, Melgar, CNI, Atlético Torino y Deportivo Municipal, mi equipo.

En el partido de fondo, el estelar, jugamos contra Sporting Cristal con Héctor Chumpitaz de capitán, Pedrito Ruiz y Koki Hirano. Nosotros con Pedro Bonelli, Franco Navarro y Alberto Castillo. Había 45.000 personas en las tribunas del Estadio Nacional, casi nada, verdad?

El arquero Akatsuka con el Municipal, 1983

Y el último acontecimiento importante que recuerdo con esa fecha fue uno de los días más tristes y que, no quiero mentirles, me arrancó lágrimas. Fue en 1987, cuando ocurrió el accidente aéreo donde falleció todo el plantel del primer equipo de Alianza Lima y con ellos grandes y excelentes amigos.

Tuve la gran suerte de conocer a la mayoría y de jugar con muchos de ellos en las selecciones nacionales juveniles que integré y por lo mismo sufrí más por aquel accidente.

En la primera selección estuve con César Sussoni y José “Pelé” Casanova y en la segunda selección con mi hermano Daniel Reyes, Carlos “Pacho” Bustamante, Milton Cavero y el gran Luis “el Potrillo” Escobar, todos ellos grandes jugadores y extraordinarios amigos.

Fácil sería para mi decir que Lucho Escobar era mi brother, que éramos “uña y carne” y aprovechar la oportunidad porque el era el más voceado y famoso en ese momento. Era una buena persona, buen compañero como todos los mencionados, pero mi verdadero gran amigo era Daniel Reyes, un amigo como pocos.

Recuerdo mucho todas la veces que salimos yendo al cine, a la Feria del Pacifico de la avenida La Marina a ver el Gran Estelar, a una chinganita a tomarnos unas aguas y tantos buenos momentos. Al enterarme del accidente en la primera persona que pensé fue en Daniel con la tristeza tan grande de saber que ya no lo volvería a ver.

Es por eso que empecé diciendo que esta fecha me trae muchos sentimientos encontrados, buenos, malos, alegres y tristes, pero estoy seguro que a lo largo de nuestra existencia es la vida misma la que nos pone muchísimas pruebas que forman nuestra personalidad. Hoy solo recordaba los hechos que coincidentemente ocurrieron un día como hoy, 8 de diciembre.

Me despido de ustedes, no sin antes enviarle un saludo y un gran abrazo, que llegue hasta el cielo, a mis compañeros y grandes amigos del Alianza Lima.

(*) Beto Akatsuka, Ex jugador profesional de fútbol, dos veces seleccionado juvenil de su país y bachiller de CC.CC (U.P.S.M.P). Radicado en Japón desde 1993.

SUSCRÍBASE A INTERNATIONAL PRESS GRATIS!

Registre su correo electrónico para suscribirse y reciba diariamente las últimas noticias de Japón y servicio exclusivo de Último Minuto.




Publicidad

Publicidad





Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

Agenda Cultural
JAPÓNICA
Cine
JAPÓNICA
JAPÓNICA

PRODUCTOS

Novedades
Novedades
Productos de Japón

Turismo en Japón

LECTOR