Exembajador japonés asesinó a su hijo para que no atacara a niños como el hombre de Kawasaki


Hideaki Kumazawa (TV Asahi)

El sábado pasado, Hideaki Kumazawa, un exembajador japonés de 76 años, asesinó a su hijo Eiichiro (44) en la casa donde ambos vivían en Tokio.


Publicidad

Kumazawa explicó a la policía que el apuñalamiento masivo en Kawasaki de la semana pasada lo empujó a quitarle la vida a su hijo, informó Kyodo.

El día del crimen, padre e hijo discutieron debido a que la víctima se había molestado por el ruido que hacían en una escuela de primaria cercana.

Kumazawa temía que su hijo, como el asesino de Kawasaki, atacara a los niños de la escuela. También le preocupaba que su hijo pudiera dañar a los vecinos.

El anciano, que también fue un alto funcionario del Ministerio de Agricultura de Japón, dijo que después de enterarse del ataque en Kawasaki pensó que su hijo podía dañar a otras personas.

Eiichiro tendía a aislarse socialmente y era violento con sus padres, según Kumazawa.

El homicida dijo que sentía que su propia vida estaba en peligro. La policía sospecha que los conflictos entre padre e hijo eran de larga data.

Después de asesinar a su hijo a puñaladas, Kumazawa llamó a la policía para confesar su crimen. La víctima fue encontrada sobre un futón, llena de sangre, con varias heridas en la parte superior del cuerpo, incluyendo el pecho y el abdomen.

Eiichiro se mudó con sus padres en mayo después de haber vivido más de diez años por su cuenta.

El autor del apuñalamiento en Kawasaki, Ryuichi Iwasaki, un solitario hombre de 51 años, se suicidó después de matar a dos personas y herir a muchas otras, la gran mayoría niñas que estudian en una escuela de primaria. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario