Adolescente de Naha se encontró con extraño que lo ayudó con 60 000 yenes


El estudiante y el médico (Okinawa Times)

Después de una búsqueda de un mes, un estudiante de Okinawa finalmente pudo agradecer a un extraño que lo ayudó en un momento difícil, cuando el adolescente perdiera su billetera y se quedara sin dinero para acudir al funeral de su tío.


Publicidad

El  samaritano resultó ser un médico en la prefectura de Saitama, que le dio al adolescente 60 000 yenes ($ 543) sin pedir su nombre o dirección, ni dar ninguna indicación de que quería que le devolvieran el dinero.

Los dos se reunieron el 21 de mayo en Naha.

El primer encuentro se dio la mañana del 24 de abril, después de que Soma Sakimoto, de 17 años, estudiante de segundo año en la Escuela Secundaria Técnica de Okinawa, abandonara su dormitorio y se dirigiera al aeropuerto de Naha en un monorriel. Planeaba comprar un boleto para un vuelo a la isla Yonagunijima para el funeral de su tío.

Pero cuando llegó a la estación del aeropuerto de Naha, notó que le faltaba la billetera.

Afortunadamente para Sakimoto, Hiroshi Inoya, de 68 años, acababa de aterrizar en Naha para un viaje de negocios. Entró en el mismo tren que estaba a punto de regresar a la ciudad desde la estación del aeropuerto de Naha.

Todos los pasajeros que llegaban habían dejado el vehículo, excepto Sakimoto, quien permanecía inclinado en su asiento con la cabeza en las manos.

Inoya se acercó a Sakimoto para preguntar qué estaba mal. Después de que Sakimoto le explicó que había perdido su billetera y que no tenía dinero para comprar el boleto de avión. Sin embargo, Inoya le entregó los 60 000 yenes que costaba el boleto y le dijo que se apresurara a tomar su vuelo.

Los dos no intercambiaron nombres o direcciones. Pero Sakimoto después de asistir al funeral se contactó con un periódico de Okinawa para contar su experiencia y le ayuden a encontrar a su benefactor para agradecerle tamaño gesto y devolverle el dinero.

El 10 de mayo, uno de los colegas de Inoya leyó el artículo del periódico en línea e informó al médico.

El 21 de mayo, Inoya visitó la Escuela secundaria técnica de Okinawa, donde fue recibido por Sakimoto. El diario Asahi reprodujo las palabras de los dos protagonistas tras el ansiado encuentro. “Me siento aliviado de poder agradecerte directamente”, dijo Sakimoto mientras le pagaba a Inoya los 60 000 yenes. “Quiero convertirme en una persona como tú que puede hablar con alguien en problemas”. “Cuando vi la noticia de que me estaba buscando, me alegré hasta las lágrimas”, dijo Inoya. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario