El bebé más pequeño del mundo, nacido en Japón, es llevado a casa en buen estado de salud

Foto: Hospital de la Universidad de Keio

 


Publicidad

El bebé nació con un peso de 268 gramos y salió del hospital y fue llevado a casa, en buen estado de salud, después de haber aumentado 3,238 gramos.

Se trata del niño más pequeño del mundo que ha sobrevivido, destacó Kyodo.

El bebé nació en Tokio a través de una cesárea de emergencia en agosto debido a que su peso no aumentó a las 24 semanas de gestación y su vida corría peligro.

Cuando nació era tan pequeño que cabía en ambas manos. Gracias al tratamiento recibido en una unidad de cuidados intensivos neonatales en el Hospital de la Universidad de Keio, mediante el control de su respiración y nutrición, creció de manera regular y pudo ser amamantado.

La tasa de supervivencia de los bebés nacidos con menos de 1.000 gramos es aproximadamente de 90 % en Japón, pero la de los bebés menores de 300 g es baja, especialmente en el caso de los niños.

El doctor Takeshi Arimitsu expresó su deseo de que la gente sepa que un niño, aun si nace con muy poco peso, puede regresar a casa en buen estado de salud.

Antes del bebé japonés, el niño más pequeño del mundo era un bebé que nació pesando 274 gramos en Alemania en 2009.

En el caso de la niña más pequeña, nació con 252 gramos, también en Alemania, en 2015.

Ha habido, en todo el mundo, 23 bebés que nacieron prematuramente, pesando menos de 300 gramos, y sobrevivieron. Solo cuatro eran niños. (International Press)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario