Japón, el reino del Omega 3. Por Dr. Raul Ortega

Salmón, una fuente de Omega 3

Es un ácido graso que se encuentra sobre todo en los pescados azules como el salmón (saamon), el atún (maguro) y la sardina (iwashi).

Salmón, una fuente de Omega 3

Todos sabemos que los japoneses tienen una de las mayores esperanzas de vida y que la alimentación es esencial. Resulta que la clave de la saludable dieta japonesa está en el fantástico Omega-3, un ácido graso insaturado que se encuentra sobre todo en los pescados azules como el salmón (saamon), el atún (maguro), la sardina (iwashi), y muchos más que encontramos en gran cantidad y forma para ser consumidos, en los mercados del archipiélago.

Beneficios para la salud

Se ha demostrado en diversos artículos médicos que el consumo de estos pescados azules, ricos en aceite omega-3, por lo menos una vez por semana van a ayudar a prevenir la demencia, la depresión y la ansiedad.

Si el consumo de pescado azul es de 3 veces por semana, las personas van a disminuir el riesgo de infarto al miocardio al prevenir la arritmia cardiaca. También ayuda a regular la presión arterial, previene la artritis y controla la coagulación.

El consumo de aceite Omega-3 en cantidades de solo 1% del total de calorías de la dieta de los niños va a ayudar a que tengan un crecimiento normal. El aceite de pescado favorece la circulación y evita problemas como las várices. El Omega-3 también disminuye los niveles de lípidos y triglicéridos en la sangre.

La FDA (Administración de Alimentos y Fármacos de EEUU) señaló que los ácidos grasos omega-3 EPA Y DHA reducen el riesgo de enfermedad coronaria en el corazón. Igualmente se asocia el consumo de Omega-3 con riesgo reducido de cáncer de mama, próstata y colon.

En un estudio médico el consumo de 1 gramo al día de ácido Omega-3 redujo la muerte súbita por problemas cardiovasculares en cifras de entre 20 y 45%. Un  estudio de 2 años que concluyó en 2007, demostró que 1,8 gramos de EPA Omega-3 en pacientes diabéticos, mejoró la circulación y disminuyó el grosor de las arterias carótidas.

Nuevas evidencias demostraron efectos neurológicos positivos del acido Omega-3 en enfermedades como el Parkinson y el Alzheimer.

La lista y pruebas de los estudios medicos realizados y los efectos benéficos en la salud de los ácidos grasos esenciales es interminable, y lo importante es saber que la mayoría concluye que es favorable el consumo de esos ácidos grasos.

Qué es el Omega 3

El omega-3 es un ácido graso insaturado, que pertenece al grupo de los ácidos grasos esenciales, llamados así porque con el ácido graso omega-6 son los únicos ácidos grasos que el organismo no produce ni tampoco tiene las enzimas necesarias para sintetizarlos de otros ácidos grasos, por lo tanto, deben ser obtenidos de la dieta.

Fuentes del Omega 3

Los peces azules, llamados así porque tienen más de un 5% de grasa en sus músculos, son los reyes del Omega-3 porque producen los ácidos grasos esenciales de cadena larga EPA y DHA que son los que proporcionan mayores beneficios a la salud.

En esta lista están el salmón (saamon), trucha (masu), atún (maguro), sardina (iwashi), jurel (aji), caballa (saba), anchoa (anchobi), pez espada (mekajiki), anguila (unagi), arenque (nishin), rodaballo (karei), entre otros que abundan en Japón.

Las plantas también proporcionan Omega-3, pero del tipo ALA que es de cadena corta, buenos pero no tan benéficos como los EPA y DHA.

La principal fuente vegetal del Omega-3 ALA se encuentra en las semillas y aceites de plantas, como la salvia (akigira 64%), kiwi (62%), perilla (shiso 58%),  lino (ama 55%), arándano rojo (redo buruberi 49%), sacha inchi (48%), nueces (kurumi 44%), calabaza o zapallo (kabocha 18%), canola (kyanora 10%), soja (daizu 8%). (Los números entre paréntesis indican el porcentaje de omega-3 ALA). (ipcdigital)



Publicidad