Declaración completa de Ghosn en tribunal: todo se hizo con conocimiento y aprobación de Nissan

 

Fuji TV

Publicidad

El expresidente de Nissan, Carlos Ghosn, dividió su intervención en el tribunal de Tokio, su primera aparición pública desde su detención el 19 de noviembre, en cinco puntos que ha reproducido Mainichi Shimbun.

En primer lugar, hizo una breve introducción.

Permítame decirle (Su Señoría) que tengo un amor y aprecio genuinos por Nissan. Creo firmemente que en todos mis esfuerzos en nombre de la empresa, he actuado con honor, legalmente, y con el conocimiento y la aprobación de los ejecutivos competentes dentro de la empresa con el único propósito de respaldar y fortalecer a Nissan y ayudar a restaurar su lugar como una de las mejores y más respetadas compañías de Japón.

Con respecto a las acusaciones que recaen sobre él, dijo:

1

Cuando me uní a Nissan por primera vez y me mudé a Japón hace casi 20 años, quería que me pagaran en dólares estadounidenses, pero me dijeron que eso no era posible y me dieron un contrato de trabajo que requería que me pagaran en yenes. Durante mucho tiempo he estado preocupado por la volatilidad del yen en relación con el dólar estadounidense. Soy una persona que se basa en dólares estadounidenses. Mis hijos viven en Estados Unidos y tengo fuertes vínculos con el Líbano, cuya moneda tiene una tasa de cambio fija frente al dólar estadounidense. Quería previsibilidad en mis ingresos para cuidar de mi familia.

Para lidiar con este asunto, suscribí contratos de cambio de divisas durante mi permanencia en Nissan, a partir de 2002. Dos de estos contratos están en discusión en este procedimiento (judicial). Uno se firmó en 2006, cuando el precio de las acciones de Nissan era de alrededor de 1.500 yenes y el tipo de cambio del yen/dólar era de alrededor de 118. El otro se firmó en 2007, cuando el precio de las acciones de Nissan era de alrededor de 1.400 yenes y el tipo de cambio del yen/dólar era de alrededor de 114.

La crisis financiera de 2008-2009 hizo que las acciones de Nissan cayeran a 400 yenes en octubre de 2008 y a 250 yenes en febrero de 2009 (un descenso de más del 80 % desde su máximo) y el tipo de cambio del yen/dólar cayera por debajo de 80. Fue una tormenta perfecta que nadie predijo. Todo el sistema bancario estaba congelado, y el banco solicitó un aumento inmediato de mi garantía en los contratos, que no pude satisfacer por mi cuenta.

Me enfrentaba a dos duras opciones:

1. Renunciar a Nissan para que pueda recibir mi pensión, que luego podría utilizar para proporcionar la garantía necesaria. Pero mi compromiso moral con Nissan no me permitía renunciar durante ese momento crucial; un capitán no salta de barco en medio de una tormenta.

2.Pedirle a Nissan que temporalmente se hiciera cargo de la garantía, siempre y cuando no tenga costo para la compañía, mientras yo reunía la garantía de mis otras fuentes.

Elegí la opción 2. Nissan no incurrió en ninguna pérdida.

 

2

E (sic) ha sido desde hace mucho tiempo colaborador y socio de Nissan. Durante un período muy difícil, la Compañía D (sic) ayudó a Nissan a solicitar financiamiento y a resolver un problema complicado que involucraba a un distribuidor local. De hecho, E ayudó a Nissan a reestructurar distribuidores con problemas en toda la región del Golfo, permitiendo a Nissan competir mejor con rivales como Toyota, que estaba superándolo. E también ayudó a Nissan a negociar el desarrollo de una planta de producción en Arabia Saudita, organizando reuniones de alto nivel con funcionarios saudíes.

La Compañía D recibió una compensación adecuada por una cantidad revelada y aprobada por los oficiales competentes de Nissan, a cambio de estos servicios que beneficiaron sustancialmente a Nissan.

 

3

Cuatro grandes compañías buscaron reclutarme mientras yo era CEO de Nissan, incluyendo a Ford y General Motors. Aunque sus propuestas eran muy atractivas, no podía abandonar a Nissan mientras estábamos en medio de nuestro cambio de rumbo. Nissan es una icónica compañía japonesa que me importa mucho. Aunque opté por no aprovechar las otras oportunidades, mantuve un registro de las remuneraciones del mercado por mi puesto, que esas empresas me ofrecieron si hubiera aceptado estos trabajos. Lo guardé para mi propia referencia futura. No tuvo ningún efecto legal, nunca fue compartido con los directores y nunca representó ningún tipo de compromiso vinculante.

Contrariamente a las acusaciones hechas por los fiscales, nunca recibí ninguna compensación de Nissan que no haya sido revelada, ni he suscrito ningún contrato vinculante con Nissan para que se me pague una cantidad fija no revelada. Además, entendía que cualquier proyecto de propuesta de compensación posterior a la jubilación era revisado por abogados internos y externos, lo que demuestra que no tenía intención de violar la ley. Para mí, la prueba es el “test de la muerte”: si muriera hoy, ¿podrían mis herederos exigir que Nissan pague otra cosa que no sea mi jubilación? La respuesta es un inequívoco “No”.

Ghosn dedicó al cuarto punto a recordar su trabajo en Nissan y cómo logró reflotarlo.

He dedicado dos décadas de mi vida a revivir a Nissan y construir la Alianza (con Renault). Trabajé para alcanzar estos objetivos día y noche, en la tierra y en el aire, apoyándome hombro con hombro con empleados diligentes de Nissan en todo el mundo, para crear valor. Los frutos de nuestros trabajos han sido extraordinarios.

Transformamos Nissan, llevándolo de una posición de una deuda de 2 billones de yenes en 1999 a una liquidez de 1,8 billones de yenes a fines de 2006, de 2,5 millones de autos vendidos en 1999 con pérdidas significativas a 5,8 millones de autos vendidos en 2016 siendo rentables. La base de activos de Nissan se triplicó durante el período.

Enumeró sus logros:

  • El renacimiento de íconos como el Fairlady Z y el Nissan G-TR.
  • El ingreso industrial de Nissan a Wuhon (China), San Petersburgo (Rusia), Chennai (India) y Resende (Brasil).
  • Ser pioneros en el mercado masivo de coches eléctricos con el Leaf.
  • El inicio de los coches autónomos.
  • El ingreso de Mitsubishi Motors a la Alianza.
  • La Alianza se convirtió en el grupo automotor número uno en el mundo en 2017, produciendo más de 10 millones de automóviles al año.
  • Creamos, directa e indirectamente, innumerables empleos en Japón y reestablecimos a Nissan como un pilar de la economía japonesa.

Estos logros, conseguidos junto con el equipo sin igual de empleados de Nissan en todo el mundo, son la mayor alegría de mi vida, junto a mi familia.

En el quinto punto, Ghosn concluyó:

Su Señoría, soy inocente de las acusaciones formuladas contra mí. Siempre he actuado con integridad y nunca me han acusado de ningún delito en mi carrera profesional de varias décadas. Me han acusado erróneamente y se me ha detenido injustamente debido a acusaciones sin fundamento.

(International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario