Niña en Japón: “Está mal que una cólera injustificada haya matado a mi padre y a mi madre”

El atacante (TV Asahi)

“Mi papá y mi mamá murieron el 5 de junio. Sé que ellos no regresarán sin importar cuánto ruegue. Está mal que una cólera injustificada haya matado a mi padre y a mi madre”.


Publicidad

Estas palabras fueron parte del testimonio escrito de una niña de once años y leído durante el juicio contra Kazuho Ishibashi, un hombre de 26 años acusado de conducción peligrosa causante de muerte y lesiones, en el Tribunal de Distrito de Yokohama, informó Mainichi Shimbun.

El 5 de junio de 2017, en la autopista Tomei en la prefectura de Kanagawa, Ishibashi persiguió durante 1,4 kilómetros el coche de la familia Hagiyama (los padres y sus dos hijas), después de que el papá, Yoshihisa (45), le llamó la atención por estacionar mal.

Ishibashi sobrepasó el automóvil de Hagiyama y se detuvo delante él obligándolo a detenerse. Acto seguido, se bajó de su coche e intentó sacar al papá de su vehículo.

Mientras forcejeaban, un camión chocó por detrás el vehículo de Hagiyama. Murieron este y su esposa. Las dos niñas resultaron heridas.

En su testimonio, la niña, la menor de las hermanas, declaró cómo Ishibashi los persiguió. Cuando el atacante se bajó de su vehículo con la intención de agredir al papá de la pequeña, la mamá le pidió: “Por favor, pare”.

Pocos minutos después, “escuché un choque y sentí un impacto. Mi papá y mi mamá se habían ido”.

Durante el juicio estuvieron presentes parientes de las víctimas, entre ellas la mamá de Hagiyama, Fumiko (78). Frente a ella estaba sentado el atacante, quien según Mainichi se mantuvo en todo momento con rostro inexpresivo.

Fumiko declaró después de la audiencia que no podía creer que Ishibashi se declarara inocente.

La anciana contó que había decidido no llorar, pero cuando escuchó los detalles del incidente durante el juicio no pudo evitar derramar lágrimas.

También dijo que estuvo mirando todo el tiempo la cara del causante de la tragedia, aunque no quería hacerlo.

Fumiko espera que se imponga una fuerte condena contra Ishibashi para que disminuyan los incidentes como los que se cobraron la vida de su hijo y su nuera. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario