Shizuoka: varias zonas aún sin luz y estanterías de konbini casi vacías


Escasez en los konbini de Hamamatsu por alta demanda. (Renato Sato)

El impacto de tifón 24 fue tan fuerte que el 80 por ciento de las casas de Hamamatsu, en la prefectura de Shizuoka, se quedaron sin energía eléctrica el domingo por la noche. Aunque fue restableciéndose poco a poco muchas zonas estaban aún sin luz hasta hoy martes.


Publicidad

En ciudades cercadas como Kosai y Shimada algunas fábricas y escuelas dejaron de funcionar por falta de electricidad. En barrios de Hamamatsu como Mikatabara, Azuki Mochi, Yuto y Shitaro la luz no había hasta hoy.

Las tiendas de conveniencia (konbini) se quedaron casi sin alimentos y bebidas por un público que se lanzó a comprar cuento podía y a buscar servicios básicos en esos mismo locales. Las estanterías de las tiendas lucían casi vacían antes de este mediodía y se veían colas en los baños.

 

 

Los konbini lograron funcionar con sus propios generadores de electricidad, como informó a International Press el encargado de un local de Seven Eleven en las cercanías de Hamamatsu. La demanda de alimentos fue grande.

“Vienen por obento, onigiri y pan. El agua fue lo primero que se acabó, luego fueron los tés y después el hielo y los helados. El uso del baño también creció porque muchos no tienen agua en sus casas”, dijo el encargado.

Señaló que según los datos recibidos, en 3 o 4 días las tiendas volverán a tener abastecimiento normal de productos, en la misma medida que los servicios de luz y agua vuelvan a restablecerse en los hogares.

 

Recarga gratis y segura de celulares. (Renato Sato)

 

RECARGA DE CELULARES GRATUITA Y SEGURA

Entre tanto, este reportero pudo comprobar la solidaridad de los negocios con el público tras el paso del tifón 24. Uno de ellos fue una sucursal de la cadena de productos electrónicos KS Denki, que funcionaba con su generador de electricidad.

El lunes, en medio del apagón general, el local puso una mesa en la entrada con varias tomas de corriente para que el público pudiera recargar sus teléfonos celulares gratuitamente.

La demanda de este servicio fue indudablemente alta, pero también muy segura. La gente dejaba sus aparatos cargando energía mientras que se iban por las calles de la ciudad en busca de comida y agua. No se reportó ningún robo de teléfonos ni ningún otro incidente. (Renato Sato/International Press)

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario