Después de 70 años, hospital en Japón suspende tratamientos de fertilidad por escasez de donantes

Hospital de la Universidad de Keio (foto Lombroso)

El Hospital de la Universidad de Keio decidió suspender los tratamiento de fertilidad debido a la disminución del número de donantes de esperma anónimos, informó la agencia Kyodo.


Publicidad

El declive se debe, según el hospital universitario, a que son pocos los hombres dispuestos a donar esperma una vez que se enteran del creciente reconocimiento mundial al derecho de los niños a conocer a sus padres biológicos.

Si Japón reconoce el derecho de los niños a conocer sus orígenes biológicos podría darse el caso de que lleguen a tener dos padres, dijo Mamoru Tanaka, profesor de obstetricia de la universidad y supervisor del tratamiento.

Por ello, abogó por establecer un sistema de donantes seguro y cómodo amparado por la ley.

El tratamiento, por lo general, atiende a parejas en las que el hombre es infértil. La mujer es artificialmente inseminada con esperma de un donante anónimo.

El tratamiento de fertilidad se inició en el hospital universitario en 1948. Cada año, realizaba alrededor de 1.500 procedimientos.

Las parejas interesadas tenían que hacer una reserva con un año de anticipación. El hospital dejó de aceptar citas en agosto. El futuro del tratamiento será discutido el próximo mes. (International Press)

Publicidad


Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario