Ofrecen 8 millones de yenes por información que lleve al autor de asesinato cometido en 1996



Publicidad

El 9 de septiembre de 1996, Junko Kobayashi, una estudiante de 21 años de la Universidad Sofía, fue atada con cinta adhesiva y asesinada a puñaladas en su vivienda en Tokio. El homicida incendió la casa después.

A 22 años de su muerte, la policía de Tokio aún no ha podido encontrar al culpable.

En búsqueda de la verdad, la policía ha publicado un video en 3D, creado por computadora, que muestra a un hombre sospechoso frente a la casa de la víctima, informó Tokyo Reporter.

El sospecho, de aproximadamente 1,6 m de altura, está de pie frente a la vivienda y lleva un impermeable amarillo. Llueve, no usa paraguas y mira la casa. Para orientar sobre su localización, se usan dos estaciones de tren cercanas como referencia.

A través de análisis de muestras tomadas de una caja de cerillas y un futón en la vivienda, la policía determinó que la persona sospechosa era un hombre con sangre tipo A.

La existencia de una persona sospechosa, dato recogido a partir de un testimonio, es un nuevo elemento en la investigación de la policía, que ha recibido más 1.100 pistas que no han llevado a nada.

La persona que brinde información que conduzca a la resolución del caso recibirá una recompensa de ocho millones de yenes (alrededor de 72.000 dólares). Teléfono de la policía: 03-3607-9051. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario