El fuerte calor y la falta de agua, 2 grandes problemas que enfrentan los damnificados en Japón

Kurashiki (TV Asahi)

El intenso calor y la falta de agua son dos de los grandes problemas que enfrentan los habitantes de la ciudad de Kurashiki (prefectura de Okayama), donde más de 200.000 hogares carecen de agua desde hace una semana debido a las lluvias torrenciales que cayeron sobre el oeste de Japón.


Publicidad

Temperaturas por encima de los 30 grados, calles enlodadas, pilas de basura. El cuadro es preocupante.

“Necesitamos que el suministro de agua vuelva”, declara Hiroshi Oka, un residente de 40 años del distrito de Mabi, ubicado en Kurashiki, a Reuters. No cuentan con suficiente agua para lavarse las manos o usar los baños. Para obtener un poco de agua deben esperar largas horas.

Las altas temperaturas generan preocupación entre los residentes (muchos de ellos en centros de evacuación), que podrían sufrir golpes de calor o caer enfermos por la falta de higiene.

El suministro de agua se ha restaurado en algunas zonas de Mabi, pero aún se desconoce cuándo el servicio se normalizará. Los ingenieros están intentando localizar roturas de tuberías de agua.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, visitó Kurashiki el jueves.

El secretario en jefe del gabinete, Yoshihide Suga, instó a los habitantes de las zonas afectadas a tomar precauciones contra el calor.

Suga subrayó que la población debe tener presente que existe la posibilidad de que se produzcan más deslizamientos de tierra.

Por otro lado, el número de muertes por las lluvias torrenciales asciende a 204, según el gobierno de Japón.

Los desastres climáticos que ha sufrido el país asiático en los últimos años plantean preguntas sobre el impacto del calentamiento global, advierte Reuters. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario