Mainichi: Gobierno debe apoyar a los extranjeros para que aprendan japonés

 


Publicidad

2,56 millones de extranjeros residían en Japón en 2017, según el Ministerio de Justicia nipón. La cifra crece año a año y Mainichi Shimbun sostiene que el gobierno de Japón debe realizar esfuerzos para que los extranjeros mejoren su conocimiento del idioma japonés.

En un editorial, Mainichi aboga por promover un ambiente en el que los extranjeros que residen en Japón puedan realizar su vida cotidiana como parte de la sociedad sin preocupaciones. Y eso pasa, en gran parte, por el idioma.

El diario nipón afirma que ha habido problemas en escuelas y lugares de trabajo debido a que los extranjeros no han podido integrarse a la comunidad local por su falta de comprensión de la lengua japonesa y otros problemas de comunicación.

Una encuesta elaborada por la Agencia de Asuntos Culturales en el año fiscal 2016 halló que aproximadamente 220.000 residentes extranjeros estaban aprendiendo japonés, un aumento de 90.000 con respecto a cinco años atrás.

Una buena noticia, sin duda. Sin embargo, el 60 % de los 38.000 profesores de japonés eran voluntarios. Faltaba personal especializado.

Por otro lado, según el Ministerio de Educación, en el año académico 2016 había 44.000 estudiantes que necesitaban clases especiales de japonés debido a su insuficiente conocimiento del idioma, 1,7 veces más que diez años atrás.

No hay suficientes profesores para cubrir la demanda, advierte Mainichi, y muchos niños reciben apoyo de organizaciones sin fines de lucro o grupos de buena voluntad.

Se necesita más apoyo, tanto a los niños como a los adultos. Sin embargo, no hay leyes que exijan a las autoridades -del gobierno central o locales- a brindar educación de idioma japonés a los residentes extranjeros, afirma Mainichi, que resalta que el gobierno debe trabajar para establecer un sistema educativo que permita la asignación de fondos y la provisión de más maestros.

Si el gobierno japonés está haciendo esfuerzos para incorporar a más extranjeros a la fuerza laboral de Japón, entonces debería tomar la iniciativa para iniciar las discusiones sobre los sistemas de apoyo a estos trabajadores, concluye el diario. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario